Testigos aseguraron que la joven habría estado caminando con el celular en la mano y por eso no vio que el pozo que estaba abierto y señalizado.


El miércoles a la mañana una mujer cayó al vacío por un sumidero de la peatonal Rivadavia, entre Ayacucho y Belgrano, en pleno centro de la capital puntana. Afortunadamente fue solo un susto y tuvo que recibir puntos por un corte en una de sus piernas.

El hecho ocurrió cerca de las 11 de la mañana, una testigo que pasaba por el lugar, llamada Liliana Novillo, contó que la tapa de la cámara estaba abierta por tareas del mantenimiento.

En un momento se vinculó al hecho a una camioneta de la Municipalidad de San Luis pero más tarde se supo que en realidad se trataba de tareas realizadas por Edesal (la empresa distribuidora de energía de San Luis)

“Cerca de las 11:45 volví a pasar y vi a una chica tirada en el suelo y mucha gente a su alrededor”, detalló Novillo y agregó que la joven decía que le dolía una de sus piernas. Las personas que la auxiliaron comentaron que la joven habría estado caminando con el celular en la mano y por eso no vio que el sumidero estaba abierto y señalizado.

El oficial Lucas Chacón de Relaciones Policiales comunicó a El Diario de la República que la mujer fue trasladada al Hospital del Oeste por una unidad del Sempro.

Edesal informó que en el lugar trabajó personal de una empresa contratista, que realizaba tareas de mantenimiento de infraestructura eléctrica en dos cámaras subterráneas de la peatonal.

“El trabajo en ambas cámaras estaba señalizado con conos, y por razones que se desconocen la señora cayó en una de ellas. Durante todo el día, tanto el personal de Edesal como el de la contratista han estado a disposición de la accidentada y en contacto con ella para conocer la evolución de su salud”, explicó Mariela Quiroga Gil, gerente de Relaciones Institucionales de la empresa.

Quiroga Gil explicó que la mujer fue sometida a un control médico y le hicieron rayos x para descartar fracturas. Solo recibió puntos por un corte en una de sus piernas. “Afortunadamente se recupera del golpe en su casa, y está fuera de peligro“, concluyó.




Comentarios