La joven de 21 años asegura que no sabía que estaba embarazada. Ella dio a luz a un varón que luego fue encontrado en el basurero del Hospital del Sur.


A principios de septiembre Romina Jaime de 21 años y su madre Mónica Roxana Zigman de 60 años fueron detenidas e imputadas por el delito de “Homicidio calificado por el vínculo”.

Mirá también: San Luis: detuvieron a abuela y madre del bebé hallado muerto y envuelto en una campera

A mediados de julio, Jaime llegó al Hospital del Sur de la capital puntana acompañada por su madre con un fuerte dolor abdominal. En un momento pidió ir al baño, dio a luz y cuando vieron que había perdido sangre los profesionales médicos decidieron derivarla a la Maternidad “Teresita Baigorria”, allí reveló que había tenido un bebé pero que estaba en un cesto de basura de donde la atendieron en un primer lugar.

A principios de septiembre ambas fueron detenidas y luego llamadas a declarar ante el juez Penal 2, Ariel Parrillis, porque están imputadas de haberle causado la muerte al bebé a los minutos de nacer en el baño del Hospital del Sur, sin embargo se abstuvieron y solicitaron la prórroga de los ocho días.

Mónica Roxana Zigman y Romina Jaime.

El abogado defensor que las representa, Héctor Zavala Agüero aseguró que ni Romina Jaime ni su madre, Mónica Zingman, sabían del embarazo.

“Ellas querían declarar desde el primer momento. Pero la primera vez –en la indagatoria, el martes 10 de setiembre– no habíamos tenido la posibilidad de dialogar mucho y ninguna de las dos estaba en condiciones psíquicas de hacerlo. Por eso se abstuvieron. Como ellas tienen el derecho a hacerlo en cualquier momento (del proceso), lo harán ahora”, explicó el letrado a El Diario de la República.

Jaime se enteró de que estaba embarazada y sus dolores pertenecían a que estaba por dar a luz aquel 18 de julio.

Ella aseguró que al ver al bebé inmóvil pensó que estaba muerto y, en estado de shock, lo envolvió en un saco y se lo entregó a su madre, quien nunca se dio cuenta de qué tenía en sus manos, resumió Zavala Agüero.

Hospital del Sur, en San Luis.

El miércoles por la mañana a ambas les realizaron las pericias psicológicas y psiquiátricas que solicitó el abogado defensor.

Alberto Jaimez, ex presidente del Colegio de Psicólogos de San Luis, intervino como perito de parte. El abogado estima que los informes serán incorporados al expediente antes de que venza el plazo que el juez tiene para resolver si las procesa a ambas.

El letrado concluyó que en el lugar había otras personas y que nadie notó nada. “No veo por qué la madre, que no sabía nada, se tendría que haber dado cuenta, si el resto de las personas tampoco se dieron cuenta”, analizó y sumó que “además, ella preguntó ‘dónde dejo estoy’, y eso también consta en el expediente. Una persona declaró que le respondió que dejara la bolsa en un tacho de residuos”, finalizó.




Comentarios