El animal tiene cuatro meses y ahora vivirá en el Centro de Conservación de La Florida. El mascotismo se constituye como un delito penal de maltrato animal.


El lunes por la tarde, en un operativo, la Policía Ambiental y la Secretaría de Medio Ambiente de San Luis lograron rescatar de un establecimiento productivo ubicado en la localidad puntana de Juan Llerena a un pumita de cuatro meses que ahora se recupera en el Centro de Conservación de La Florida (CCVS).

La fuerza policial se enteró de que el animalito estaba en dicho establecimiento gracias a una denuncia anónima.

Es por eso que la División Policía Ecológica y Ambiental, en conjunto con su veterinaria y dos integrantes de la Secretaría de Medio Ambiente, realizaron un operativo para poder rescatar al cachorro que estaba atado con una cadena.

En medio de la oscuridad y alumbrados por linternas, el equipo logró ingresar al animal en una jaula de transporte, preparada para estas situaciones, y luego de que labraron las actuaciones correspondientes lo trasladaron al Centro de Conservación de Vida Silvestre (CCVS).

Ahora el animal comenzó su rehabilitación sanitaria, física y conductual. Sin embargo especialistas del CCVS explicaron que lamentablemente los pumas no logran rehabilitarse por completo en su parte conductual, es por eso que no se liberan posteriormente y de ahora en más residirá de manera permanente allí, como embajadores educativos, para contar su historia a través de las visitas guiadas por los guardaparques del lugar.

El proceso de readaptación inicia con una cuarentena, que es un periodo de tiempo determinado en el que los animales quedan aislados del resto para evitar contagios. Luego se les realiza el plan sanitario, el cual consiste en sanarlos de las enfermedades y parásitos que presentan. Asimismo, se modifican las dietas alimentarias, para poder suplir todos los requerimientos nutricionales y poder rehabilitar en este periodo la parte sanitaria y física de cada individuo.

El mascotismo está prohibido

Los pumas son los predadores de mayor importancia en nuestros ecosistemas, sacarlos de su ámbito perjudica los equilibrios naturales de los ambientes y el bienestar de estos animales.

El mascotismo daña nuestra especie, no solo es una acción que se encuentra prohibida por la Ley de Fauna provincial, sino que también se constituye como un delito penal de maltrato animal.

Toda la comunidad puede ayudar a conservar la fauna silvestre puntana. Si sabemos de alguien que posee ejemplares en forma ilegal, trafica con ellos o se dedica a su caza, la Secretaría de Medio Ambiente y la Policía Ambiental reciben este tipo de denuncias de manera anónima al teléfono 911, ó al (0266) 4452000, interno 3372.

Fuente: mascotismo





Comentarios