José Javier Bechis tenía 19 años y hacía solo tres semanas que vestía el uniforme del Ejército Argentino. Sucedió durante una práctica en el polígono de tiro, a kilómetros de la capital puntana.


El abogado defensor de la familia del soldado voluntario Javier Bechis de 19 años que murió en San Luis en una práctica de tiro afirmó hoy que la causa está llena de “desprolijidades” y que a esta altura de lo sucedido “con la autopsia realizada ya debería haber detenidos”.

Jorge Sosa sostuvo que si bien aún “no se encuentra acreditado en la causa como parte” mantendrá un diálogo con la familia esta tarde para ajustar su presentación, pero que el hecho en el que perdió la vida José Javier Bechis el 2 de septiembre está plagado de “negligencias y múltiples irregularidades”.

Javier Bechis, el solado asesinado. Foto: El Diario de la República

Señaló que la familia ha recibido dos versiones diferentes del hecho y “ninguna certeza” y subrayó que luego de la autopsia realizada en el cuerpo del joven ya tendría que haber “detenidos” en la causa.

Sosa aseguró a Télam que las “responsabilidades son múltiples” y reveló que “está al tanto” de hechos ocurridos antes de la muerte del soldado que “siembran dudas” sobre el tratamiento al que fue expuesto en los cuarteles del Grupo de Artillería 7 de esta provincia.

Por su parte, el fiscal Cristian Rachid, manifestó hoy que se “cuenta con todos los secuestros ordenados” para la investigación como los fusiles que protagonizaron el hecho, el protocolo que debió funcionar en una “práctica controlada” y el legajo de los jóvenes voluntarios, desde que ingresaron hasta la primera práctica de tiro.

Cristian Rachid, fiscal Federal de San Luis.

Rachid confirmó que la causa esta caratulada aún como “homicidio”, y que se trabaja en dos frentes de investigación con “múltiples responsabilidades”.

Aclaró que hoy partieron hacia Buenos Aires los 50 fusiles que serán peritados por Balística de la Policía Federal y que el proceso puede llevar “hasta un mes y medio” de investigación.

Gabriela, mamá de José Javier Bechis. Foto: El Diario de la República.

Asimismo afirmó que sobre los 50 fusiles pudo detectarse un grupo posible de 25 lo que aceleraría el trámite para conocer con certeza de “donde salió el disparo”.

Entrenamiento en Pampa de las Salinas en el 2018. Foto: Infobae

El joven, que había ingresado al Ejército tres semanas atrás, recibió un disparo en su hombro izquierdo y sufrió un paro cardíaco en la sede de las prácticas de tiro, a 47 kilómetros de la capital puntana.

El fiscal dijo que la víctima recibió un disparo desde un espacio de 15 metros de diámetro que era “ocupado por los aspirantes”, y por ello se investiga la cadena de responsabilidad de todos los que debían custodiar la práctica.

Comunicado del Ejército Argentino.

Para ello se ha solicitado el legajo personal de cada participante, para saber si aprobó o no la instrucción teórica y el mantenimiento que se realizó de cada fusil, con el objetivo de ver si el resultado obedece, o no, a un desperfecto del arma.

Polígono de entrenamiento en Salinas del Bebedero, San Luis.

Rachid recordó que la fiscalía trabaja, por un lado, en determinar cuál de todos los 50 fusiles que había en la escena fue el causal del disparo mortal, y en la cadena de responsabilidades de los oficiales que debían controlar la práctica.





Comentarios