Mateo González es de San Luis y nuevamente debe ir al país asiático para continuar con el tratamiento. Debe juntar más de $1.000.000.


Mateo González tiene 7 años es de San Luis capital y en el 2018 viajó por primera vez a China para someterse a la primera parte de un costo tratamiento, pero que le puede devolver la visión. Ahora tiene que volver al país asiático para realizar la segunda fase. Es por eso el papá del pequeño, Darío González vende rifas para llegar a más de un millón de pesos.

Mirá también: Luego de tratarse en China, Mateo vuelve a San Luis

El papá de Mateo pelea contra viento y marea con tal de que su hijo tenga una calidad de vida digna, en concreto: para que pueda volver a ver. Es por eso que se propone reunir esa cantidad de dinero para fin de año y así poder viajar.

Mateo González

El hombre le contó a El Chorrillero que las rifas tienen un valor de $50 y los premios consisten en un lechón y un chivo; que se sortearán el 20 de septiembre por la nocturna de la Lotería Nacional.

Darío contó que luego del primer viaje a China los médicos especialistas le indicaron que tras ocho meses de iniciado el tratamiento la mejora de la visión de Mateo podría no seguir avanzando. Lamentablemente, así fue y tras nueve meses ahora el niño debe volver a viajar. 

Mateo González junto a su papá.

Para el primer viaje organizaron distintas campañas solidarias para juntar el dinero y lo lograron solo “con la ayuda de la gente” es por eso que la familia del niño tiene la esperanza de que la solidaridad vuelva a demostrarse. Porque para costear todo el tratamiento necesita en concreto: $1.030.000.

Para este segundo viaje tienen pensado realizar bingos, peñas y lo que sea hasta fin de año.

Quienes deseen colaborar pueden comunicarse al teléfono 2665-022011 o escribir a sus perfiles de Facebook de Darío González y Mateo González.





Comentarios