El avanzado estado de descomposición no permitió que en la autopsia pudieran esclarecer qué le pasó. Con las huellas dactilares esperan identificarlo más tarde.


El martes alrededor de las 13:30 un maquinista que trabajaba en la remoción de montículos de basura en el Centro de Disposición Final (CDF) de la ciudad de San Luis halló el cadáver de un hombre. Suponen que habría estado en un contenedor de basura y fue llevado hasta allí por un camión recolector. Este miércoles el juez penal Ariel Parrilli brindó una conferencia de prensa y explicó algunos detalles.

El juez dijo que el cuerpo encontrado correspondería a un hombre de entre 40 y 50 años, que no presentaba lesiones de arma blanca o de fuego.​ Sin embargo, se encuentran realizando análisis a los órganos extraídos, para corroborar si la muerte fue producida por alguna sustancia ingerida.

El hombre hallado muerto no presenta signos de violencia. Foto: El Diario de la República.

Patricia Gallardo es la médica forense que llevó adelante la autopsia pero no pudo determinar la data de muerte ni la causa, por el avanzado estado de descomposición del cuerpo. Sin embargo los investigadores lograron tomar impresiones de sus huellas dactilares para cotejarlo con una base de datos y más tarde aseguraron a El Diario de la República que sabrán de quién se trata.

Una fuente del Departamento Homicidios de la Policía de San Luis reveló al mencionado medio que el cuerpo tiene múltiples fracturas, pero que fueron causadas tras el deceso, tal vez provocadas por las mismas maquinarias del CDF.





Comentarios