Es debido al segundo faltazo del bloque de concejales oficialistas en la sesión donde iban a tratarse los proyectos del sistema de votación para las elecciones municipales del 10 de noviembre.


Enrique Ponce, el actual intendente de la ciudad de San Luis acusó duramente al gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá: “Usted quiere la boleta sábana para facilitar sus maniobras de fraude” y añadió que el primer mandatario quiere “impedir que la gente vote libremente con la Boleta Única Papel”.

Mirá también: El oficialismo puntano todavía no da quórum para definir las elecciones municipales

Sus dichos están relacionados al segundo faltazo -por el jueves de la semana pasada y por ayer lunes- de los ediles del bloque de Unidad Justicialista -alineados con Rodríguez Saá- a la sesión donde iban a tratarse dos proyectos de ordenanza vinculados al sistema de votación par las elecciones municipales: los sistemas de boleta única de papel y el de la boleta única electrónica.

Ponce hizo su descargo via Twitter donde apuntó a Rodríguez Saá: “No busque hacer trampa”.

El jueves pasado estaba previsto que en el Concejo Deliberante se debatieran ambos proyectos para las elecciones municipales que son el 10 de noviembre. Pero los concejales oficialistas faltaron e hicieron caer la sesión por falta de quórum.

De esta manera, la sesión se pasó para el lunes feriado pero sucedió lo mismo. Daniel Ferreyra, Juan Domingo Cabrera, Ayelén Mazzina, Virgina Ortega, Norma Rosales, Johana Sosa, Daniela Serrano y Luis “Piri” Macagno (alineados con el Gobierno de San Luis) estuvieron ausentes.

“Sus mandaderos quieren impedir que la gente vote libremente con la ´Boleta Única Papel´”, aseguró Ponce haciendo referencia a los concejales que faltaron.

El lunes estuvieron presentes: Federico Cacace, quien asumió la presidencia; Guillermo Araujo, Celeste Aparicio y Javier Suárez Ortiz de San Luis Unido; María José Domínguez y Germán Ponce de San Luis Somos Todos y el autor de una iniciativa, Roberto González Espíndola por Unidad Justicialista.

“Queda claro que hay una voluntad de inasistencia congeniada entre todos los que faltaron para que no se puedan tratar estos dos proyectos que son muy importantes para la sociedad”, planteó Germán Ponce.

Fuente: El Chorrillero





Comentarios