Fue en la localidad de San Pablo. Los vecinos están indignados porque también hubo vandalismo en comercios del pueblo.


Durante la madrugada del sábado un grupo de jovenes decidió, por puro vandalismo, romper la figura de la Virgen de Fátima que estaba emplazada en el ingreso a la localidad de San Pablo en San Luis.  El padre Federico Kunz fue quien dio a conocer el hecho a través de sus redes sociales.

San Pablo está a unos 148 kilómetros de la capital puntana y, como en muchos parajes y pueblos, tiene en su ingreso un gruta con la imagen de la virgen de Fátima. La imagen está ubicada a tres cuadras de la capilla del pueblo y frente a la Escuela Nº 76 “Luisa Quiroga de Lucero”

El religioso habló con El Chorrillero y explicó que además del daño en la estatua tambien hubo vandalismo en comercios y locales del pueblo. 

Kunz dijo que es una “imagen muy significativa y emblemática” debido a que “la mayoría de los vecinos tienen mucha devoción hacia la virgen”.

Así quedó la Virgen de Fátima tras el vandalismo.

San Pablo es un pequeño pueblo del departamento Chacabuco y está ubicado en el noreste provincial, a 8 kilómetros de Tilisarao.

La situación provocó indignación y enojo en los vecinos de la localidad por lo que el intendente, Gabriel Ferrari manifestó su “tristeza y bronca”. Comentó que habían decidido no ponerle rejas para “no separarla” del pueblo.

Kunz contó que tras la destrucción junto a los feligreses acordaron en reconstruirla pero “la Policía la pidió para la investigación”.

El hecho sucedió a días de la llegada de la figura peregrina que se venera en Portugal de la Virgen de Fátima. La misa se hará a las 19:30 en la parroquia San Francisco de Asís de San Pablo y aseguraron que luego se pondrán en campaña para reconstruir al estatua vandalizada. 




Comentarios