Sucedió el viernes a la madrugada en un barrio de la capital puntana. El ladrón se escondió en la "cucha" del perro.


El viernes a la madrugada una mujer, de 41 años, llegó a su domicilio en el barrio 142 Viviendas de la capital puntana, escuchó ruidos en el patio y cuando se arrimó, observó a un hombre que estaba escondido dentro de la “cucha” del perro. Inmediatamente llamó a su marido, quien no dudó en darle un escarmiento al delincuente y lo redujo hasta que llegaron efectivos de la Comisaría 7ª.

El dueño de la casa le dio una paliza al delincuente.

El incidente sucedió minutos antes de las 2:30. Policías de la Comisaría 7ª arribaron al domicilio del mencionado barrio y el delincuente debió ser trasladado al Hospital  Cerro de la Cruz por las lesiones que le provocó el dueño de la vivienda y luego lo trasladaron a la dependencia policial, informaron desde Relaciones Policiales a El Chorrillero.

La familia víctima utilizó las redes sociales para dar a conocer el hecho y publicó una imagen del ladrón. Sin embargo, hasta el momento no han realizado la denuncia.





Comentarios