Así lo confirmó el jefe de Epidemiología de San Luis, Rodrigo Verdugo. Informó que hay retrasos con otras vacunas como las de hepatitis "A" y "B".


El jefe de Epidemiología de la Provincia de San Luis, Rodrigo Verdugo, afirmó este viernes a Télam que las dosis comprometidas desde Nación “no alcanzan para vacunar a 26 mil niños” que requieren la inmunización contra la meningitis en la provincia.

El profesional explicó que la respuesta al reclamo formal que la provincia hizo el 1 de julio último, a través de una carta dirigida al secretario de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein, por la ministra de Salud provincial, Silvia Sosa Araujo, recibió como respuesta el compromiso de un envío de “2.800 dosis, sobre las 15.000” que se necesitan para cubrir la necesidad provincial del primer, segundo y tercer trimestre del año.

Verdugo explicó que no se trata sólo de un problema “logístico” sino que el Estado no ha comprado a los oferentes internacionales las dosis necesarias para cubrir la demanda del país.

“Esto es un problema de Salud Pública grave” consideró el especialista, porque al no haber lotes de dosis compradas, la provincia “tampoco puede adquirirlas” y se trata de una vacuna gratuita que se aplica en el sistema público por lo que las compras dependen del “Estado Nacional”.

Pese a esto se mostró “esperanzado” en la regularización de los envíos para completar el calendario vacunatorio 2019, pero consideró que la respuesta a la queja del ministerio de San Luis es sólo “un parche” ya que el problema de falta de provisión comenzó en 2018 con el compromiso nacional de regularizarse pero “se agravó en 2019”.

Explicó que para cubrir el tercer trimestre del año que estamos transitando se necesitan 15.000 dosis sobre las que la nación se comprometió a enviar 2.800 y que estas “se van a volar” porque el esquema del primer y segundo trimestre no pudo completarse.

Y agregó que la problemática se presentó en la Cámara de Diputados de la Nación y desde allí se reveló que el tema supera a la “logística” ya que este año el Estado Argentino “compro menos dosis”.

Aclaró que el retraso se da también en otras vacunas como las de hepatitis “A” y “B”, frente a una población en aumento y agresivas campañas a favor de la vacunación sobre las que la decisión de mermar las dosis no hacen más que “desalentar” las aplicaciones que aseguran la salud pública Argentina y no existe un “justificativo”.

En el caso de la meningitis en particular indicó que los más afectados son los bebes menores de un años que deben recibir la vacuna Menveo que no se puede reemplazar por otra y que estos niños si son afectados por la meningitis puede “quedar con secuelas graves o fatales”.

En su carta, la ministra de Salud indicó que, para el primer trimestre de 2019 la provincia solicitó una provisión de 8.000 dosis de las que se recibieron tan solo 4.320, apenas el 54 % del pedido.

Para el segundo trimestre se solicitaron 9.700 dosis de las que se recibieron 1.440, el 14,8 % del pedido, por lo que la situación “dista en extremo de solucionarse” y se “agrava en desmedro de la población puntana






Comentarios