Esteban Aníbal Rojos fue encontrado culpable por la muerte de la auxiliar de Policía Lorena Gatica en septiembre de 2016. Irá a prisión por otros 17 meses.


La Cámara del Crimen 2 de San Luis condenó este martes al mediodía a Esteban Aníbal Rojos a tres años y dos meses de prisión por manejar ebrio, atropellar y matar a la auxiliar de Policía Lorena Gatica en septiembre de 2016.

La auxiliar de Policía Lorena Gatica, encontró la muerte cuando volvía de trabajar en moto a su casa del barrio 500 Viviendas Sur. Si bien el abogado de la familia de la víctima pidió que lo condenaran por la figura de homicidio simple con dolo eventual, Rojos fue hallado culpable por el delito de homicidio culposo, por lo que irá a la cárcel, en la Penitenciaría de la ciudad de San Luis, por otros 17 meses. 

Rojos fue condenado a 3 años y 2 meses de prisión. Foto: El Diario de la República.

La madrugada del domingo 4 de setiembre de 2016, Rojos había salido del pub “Picasso”, ubicado en pleno centro puntano, y había ido al barrio 500 Viviendas Sur a llevar a dos amigos para luego ir a su casa que queda en Potrero de los Funes. Pero cuando transitaba por el bulevar principal del barrio embistió de atrás con su Volkswagen Gol a una moto Honda Wave 110, en la que iba Gatica quien estaba a punto de llegar a su casa, la número 6 de la manzana 135, luego de hacer guardia adicional en el boliche “Sky”, en Héroes de Malvinas y Narciso Gutiérrez.

Esa trágica mañana, la Policía le realizó el test de alcoholemia a Rojos y comprobó que tenía 0,98 gramos de alcohol por litro de sangre, es decir, casi el doble de lo permitido –0,50– para conductores particulares,

En relación al choque, Rojos recordó que fue unos 20 minutos antes de las 7. Él circulaba por el bulevar y sintió un “impacto”. “Yo pensé que había mordido el cordón porque estaba frío, venía con los vidrios altos y de pronto veo humo o vapor del motor y como hace poquito le había cambiado la correa de distribución no sabía si había sido eso” detalló el acusado.

Luego remarcó que no vio a la moto que iba delante de él, que no tuvo tiempo de esquivar y que se le apareció un bulto negro que no sabía qué era y sintió el ruido del choque.

Las pericias de Accidentología revelaron que la moto de la víctima quedó a unos 67,55 metros de distancia desde donde estaba el auto de Rojos. Es decir, que el acusado circulaba a una velocidad de entre 60 y 70 kilómetros por hora. “En este caso, la velocidad coadyuvó a las consecuencias del accidente”, indicaron los peritos del Poder Judicial en el informe.

Rojos fue condenado a 3 años y 2 meses de prisión. Foto: El Diario de la República.

El abogado de la familia de Gatica, Héctor Zavala planteó la culpabilidad del automovilista: “La familia no pidió indemnización, está pidiendo Justicia para una joven que fue arrastrada por alguien que conducía alcoholizado”.

Por su parte, uno de los defensores del acusado, Franco Molina solicitó que a la hora de dictar la condena se tuviera en cuenta que Rojos ya estuvo ocho meses privado de la libertad, además la conducta ejemplar en el penal y que no tiene antecedentes.

Fuente: El Diario de la República / El Chorrillero






Comentarios