Salió de una fiesta y lo golpearon con un trozo de hormigón. Estaba internado en el Policlínico de Villa Mercedes en San Luis. El atacante está detenido.


En la madrugada del sábado en la plaza del barrio Jardín Sol Naciente, de la ciudad de Villa Mercedes en San Luis, Rodrigo Ezequiel Mariani de 19 años fue gravemente herido tras salir de una fiesta en su barrio, con un trozo de cemento. El agresor fue detenido y está acusado por intento de homicidio. El joven estaba muy grave e internado, pero el lunes recibió el alta. 

Aunque parezca increíble Mariani, que llegó al Policlínico “Juan Domingo Perón” en estado crítico, con fractura y hundimiento de cráneo recibió el alta y ahora termina su recuperación de forma ambulatoria, su familia está aliviada. 

El agresor está detenido e imputado por intento de homicidio, según consignó El Diario de la República la mejoría del chico golpeado no asegura, por el momento, que la acusación cambie.

La noche del hecho, policías de la Comisaría 31ª fueron alertados por los vecinos y al llegar al lugar, el sospechoso de protagonizar la pelea con Mariani escapó, pero luego a las horas lograron detener a Gustavo Ariel Decena, vecino del barrio Jardín del Sur, ubicado al lado del Jardín Sol Naciente.

Mariani ingresó gravemente herido al hospital e incluso debió ser operado de urgencia por el golpe en la cabeza. Fue hallado por los policías tendido en la calle.

Fuente policiales revelaron al mencionado medio local que varias personas concurrieron al juzgado Penal 3 para declarar ante la jueza Mirta Ucelay. Los jóvenes habían estado en una fiesta, pero “no le podría dar detalles de si la fiesta fue en un salón o en una casa”, explicó la jefa de la Comisaría 31ª del barrio Jardín del Sur, subcomisario Susana Cuello. 

Hasta el momento se sabe que minutos antes de las siete de la mañana, Rodrigo Mariani y Gustavo Decena estaban en una plaza del barrio. Y había otros jóvenes, pero, según la reconstrucción inicial, esos no habrían participado de la pelea, “sino que fueron los que se metieron a separar”, aseguró Cuello.

Mariani y Decena son vecinos a pesar de que viven en diferentes barrios, “están separados solamente por un bulevar, y no hay más de tres o cuatro cuadras entre el domicilio de uno y otro”, aseguró Cuello.

Se conocían, según parece, pero no trascendió si eran amigos o si ya había alguna rivalidad entre ellos.

Tampoco se sabe qué fue lo que desencadenó la pelea, pero los testigos refirieron a que en la plaza hubo agresiones desde ambas partes. Pero Decena llevó la violencia un poco más lejos cuando decidió agarrar un bloque de cemento y golpear a Mariani en la frente.

Una ambulancia de Sempro asistió y trasladó al joven herido al Policlínico Regional “Juan Domingo Perón”. A las 11:30, del hospital informaron a la Policía que al paciente lo estaban por operar, porque “presentaba fractura y hundimiento frontal de cráneo, resultando con lesiones gravísimas”, indicó la fuerza policial.

Los efectivos de la 31ª salieron a buscar al agresor y lo detuvieron. “Los detalles minuciosos no los conocemos porque al agresor no le tomamos declaración. Al parecer le pegó con un objeto contundente, según los testimonios fue con un cascote de cemento y hemos secuestrado un elemento de ese tipo”, dijo la subcomisario.

La Policía caratuló el sumario del caso como “Lesiones gravísimas”. Y la jueza Ucelay, al llamar a indagatoria a Decena, el domingo a la mañana, le hizo saber que le imputaba el delito de “Homicidio en grado de tentativa”. El muchacho se abstuvo de declarar y su defensora oficial pidió una prórroga de la detención.

“Esa es la calificación inicial, estamos recabando toda la prueba para determinar si efectivamente existió el dolo (la intención) de matar”, indicó este lunes la magistrado, ante una consulta de

Dijo que también está esperando el informe de los médicos del Policlínico Regional y el de una médica forense que va a examinar al chico golpeado.





Comentarios