El chico tiene 14 años. La madre de la víctima contó que la nena se siente culpable y llora todo el tiempo.


El martes trascendió que en la localidad de La Toma en San Luis una niña de 11 años fue violada y golpeada, mientras jugaba en la calle, por un chico de 14. El ataque ocurrió el viernes pasado, su mamá hizo la denuncia inmediatamente y la menor fue derivada al Hospital San Luis donde tres pediatras constataron el aberrante hecho. Luego, el domingo, la jueza de Familia y Menores 1 de San Luis ordenó pericias psicológicas para la víctima y el victimario; y ordenó una restricción para ambas familias. 

El caso es de mucha gravedad, la madre de la pequeña está muy angustiada y aseguró que su hija vive encerrada: “Mi hija está muy triste, se siente mal, siente culpa, ella es discapacitada y tiene ataques de epilepsia, está sufriendo mucho”, confesó su mamá.

La violación y la denuncia sucedieron el mismo día, la madre primero llevó a su hijita a la guardia del Hospital de La Toma, donde una médica constató lesiones de abuso sexual y luego fueron trasladadas con custodia policial hacia el Hospital San Luis, donde otros tres pediatras también constataron el hecho. 

El sábado por la mañana luego de haber hecho la denuncia, la madre e hija volvieron a ser trasladadas a la ciudad de San Luis para que la niña fuera revisada nuevamente por un médico forense, quien dijo que las lesiones eran compatibles con un abuso sexual con acceso carnal.

El oficial principal Emilio Beira, jefe de la Comisaría 16ª de La Toma, confirmó el caso y la denuncia en su seccional a El Diario de la República, pero se excusó de dar información por un pedido estricto de la jueza Marcela Torres Cappiello. “Ambas familias están muy afectadas, pero quiero aclarar que no hay ni hubo animosidad de ninguna de las partes”, explicó el policía con el fin de descartar rumores sobre presuntas marchas y movilizaciones.

Torres Cappiello inmediatamente ordenó analizar distintas muestras tomadas a la menor y a las ropas que tenía al momento del hecho. “También dispuso la realización de una entrevista en Cámara Gesell , que aún no tiene fecha”, adelantó Beira.

“Además de ser un delito de instancia privada, ambos involucrados son menores y debemos proteger su identidad con máxima reserva”, detalló Beira.

Comisaría de La Toma, San Luis.

Por su parte, la madre de la niña habló con Radio Popular y relató que ella estaba trabajando y su hija había salido a jugar con permiso de su niñera, fue en ese momento que el joven de 14 años se la llevó por la fuerza y la violó.

“Ese día salía de mi casa a las 12:30 para irme a trabajar, pero se me hizo medio tarde y me habré ido a la una menos cinco (…) 15:30, más o menos, recibo un llamado de la chica que la estaba cuidando y me contó que en un momento había estado jugando y la perdió de vista, hasta que la nena volvió con la manitos llenas de tierra”, detalló la madre de la víctima.

Cuando la madre llegó del trabajo su hija le contó lo que le había pasado. Ante esto decidió llevar a la niña al Centro de Salud de La Toma, donde doctores constataron que tenía lesiones y que había sido abusada con acceso carnal. Posteriormente fue trasladada al hospital de San Luis donde fue asistida.

La mujer muy triste pidió Justicia para su hija y dijo que “los menores tienen derecho a votar pero no a ser juzgados. Yo estoy indignada con las leyes que no cambian, para algunas cosas si pero para otras no” concluyó la madre.

No se descarta la participación de un mayor de edad

El jefe de Prensa de la Policía de San Luis, Jorge Castro, brindó una conferencia a los medios y explicó que si bien no se pueden dar demasiados detalles del hecho porque el caso está judicializado

Castro informó que la mujer, además de la niña de 11 años, tiene otro hijo de 7 y que ambos quedaban al cuidado de una niñera de 16. Del testimonio de la mujer se desprendió la versión de que, cuando se va a trabajar, hay una brecha de una hora en que los chicos quedan solos hasta que finalmente llega la adolescente que los cuida y fue en esos minutos cuando sucedió el abuso sexual, publicó El Chorrillero.

La niñera detalló a los uniformados que cuando llegó a la casa “estaba el menor”, pero también se encontraba un mayor de edad, con lo cual “no se descarta que haya tenido algo que ver. No podemos dar muchos detalles pero es una hipótesis, más allá de lo sucedido en torno a la acusación del menor no se descarta la posibilidad de la intervención o la inducción de un mayor”, aseguró el jefe de prensa de la Policía de San Luis.

Sin embargo la madre de la víctima declaró al mencionado medio: “La Policía nunca se comunicó conmigo, se supone que la damnificada es mi hija, no sé por dónde va la investigación, están diciendo una cosa que desconozco totalmente, estoy muy molesta, me dejó helada, no sé qué pensar”, en relación a la hipótesis que señala la presencia del adulto.

La madre de la niña abusada pidió que “todo se aclare” y que “no se desvíen las investigaciones”. Luego allegados a la familia convocaron por redes sociales para hacer una manifestación y pedir justicia por la menor.






Comentarios