El chico discapacitado estaba desaparecido hace casi un año. Según los forenses "Pupi" no sufrió una muerte violenta.


El viernes pasadas las 21 el fiscal Maximiliano Bazla y el juez Alfredo Cuello confirmaron que los restos óseos hallados en en el campo “La Laura”, al este de Las Isletas, son de Carlos “Pupi” Rubilar, el joven discapacitado que estaba desaparecido hace casi un año en Villa Mercedes en San Luis.

El estudio de ADN practicado por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) confirmó que los restos son del joven discapacitado, que desapareció la noche del 4 de febrero de 2018 durante el cierre de los festejos del carnaval.

Campo “La Laura” donde hallaron los restos óseos de Pupi Rubilar.

El fiscal Bazla explicó a El Diario de la República: “El informe llegó esta mañana (viernes), y si bien hay muchos detalles que analizar y mucha información para revisar, para nosotros fue primordial informarle la noticia a la familia, por lo que con el juez nos apersonamos en la casa de la familia Rubilar”.

El sábado 3 de febrero a las 20 fue el último contacto que “Pupi” tuvo con sus familiares. Luego se fue a la última noche del Corso de los Pueblos en el Parque La Pedrera. Su hermana Jésica comentó en su momento que testigos lo vieron en la plaza San Martín, durante el ensayo de una murga, y tras su desaparición aseguró que a pesar de que su hermano tenía 29 años, en realidad poseía una mentalidad de un chico de 12 y que no sabía tomar colectivos ni realizar grandes distancias.

Una mujer aseguró haberlo visto deambulando por un campo al sur de Las Isletas, desorientado, sediento y recordó que le dio una botella con agua. A partir de ese momento, su paradero ha sido un enigma, a tal punto que el Gobierno de San Luis dispuso una recompensa de $250.000 a quien aportara datos fidedignos.

Restos de Carlos Rubilar en el campo “La Laura”.

El 27 de junio en cercanías de Lavaisse, San Luis, un ingeniero agrónomo que circulaba por el campo “La Laura”, en el paraje Las Isletas, encontró restos humanos, prendas de vestir y bombitas de colores. Su hermana en ese momento reconoció con mucho pesar que esas prendas podrían ser de Rubilar

No tuvo una muerte violenta

El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) le informó al juez Alfredo Cuello de Villa Mercedes los resultados sobre el análisis realizado a los huesos hallados hace un año.

Para los especialistas no hay dudas de que los restos pertenecen a Juan Carlos Rubilar, el joven que desapareció el 4 de febrero del año pasado, cuando iba a la última noche de los Corsos 2018. Los análisis evidenciaron que no tenía daños óseos, por lo que infirieron que no tuvo una muerte violenta. Sin embargo aun resta saber por qué murió.

“Detalla que no observaron fracturas o lesiones perimortem, es decir heridas producidas al momento del fallecimiento. Tampoco ningún otro indicio que dé cuenta de ‘muerte violenta que pueda determinarse osteológicamente’. De hecho, a nivel osteológico, no fue posible establecer la causa del deceso” dice le informe de acuerdo a lo publicado por el medio local.






Comentarios