La joven puntana fue brutalmente asesinada a golpes por su pareja Nazareno Pérez en el 2017. 


La noche del 25 de junio del 2017 en la localidad de La Toma, en San Luis, Carla Pereira fue brutalmente atacada a golpes por su pareja Nazareno Pérez luego de que ella hablara con el padre de su hijo, que en ese momento tenía ocho años. Furioso de celos, el chico de 17 años que practicaba kick boxing, le causó daños irreversibles que la llevaron a morir tres días después. El juicio iba a comenzar esta semana pero por problemas de salud del abogado defensor del imputado, Vicente Cuesta, se reprogramará. 

Carla Pereira, chica golpeada en san Luis.

El hecho conmovió no solo a los sanluiseños si no a todo el país ya que el caso de femicidio de Carla Pereira fue muy impactante. 

La noche del brutal ataque la persona que asistió a Carla relató que Pérez la sentó en un sillón y comenzó a propinarle varios golpes de puño. Luego de semejante situación Carla logró salir a la calle a pedir ayuda y una vecina la socorrió. La llevaron al hospital de la localidad, donde sólo la revisaron y la enviaron nuevamente a su casa. Posteriormente realizó la denuncia en la Comisaria 16ª.

Al día siguiente Carla comenzó a sentirse peor y experimentó una descoordinación psicomotriz que no le permitía hablar bien. Su familia la llevó nuevamente al nosocomio local y fue derivada al Hospital de San Luis, donde le informaron que “tenía un coágulo en el cerebro”, como consecuencia de la terrible golpiza. 

Nazareno Pérez ya estaba alojado en la Comisaría del Menor y a disposición del juzgado interviniente, en su defensa aseguró que ella se había “golpeado sola contra la pared”. Pero el entorno de la víctima ya tenía conocimiento de que el femicida había amenazado a Carla con que “terminaría con la vida de la familia”.

Carla estaba en coma inducido y el 28 de junio, luego de una serie de intervenciones para intentar salvarle la vida, su cuerpo no resistió y falleció.

La Justicia resolvió procesar al adolescente por “homicidio doblemente agravado por el vínculo y por femicidio”. Pérez, que ya tiene 19 años, continúa detenido con prisión preventiva. Su abogado defensor, Vicente Cuesta, apuntó hacia la diferencia de edad entre la pareja -Carla tenía 31 años- y sobre la intervención médica en La Toma; sostuvo que “las dos personas son víctimas de las circunstancias”.

Por su parte el abogado de la familia de la víctima, Cándido Assat, señaló hace un año atrás que “la causa se encuentra a la espera del juicio oral”. El hijo de Carla, hoy tiene 10 años, luego de la pérdida de su madre quedó a cargo de su papá Emanuel Garro. 

Garro publicó en Facebook: “El lunes 3 de junio de 2019 debería haber comenzado el juicio oral que iba a terminar de hacer Justicia enterrando en la cárcel a quien te quitó la vida de la peor manera, como ninguna mujer se merece. La Cámara suspendió el juicio debido a que el abogado defensor sufrió un accidente doméstico y no puede presentarse. La misma Cámara no fijó nueva fecha y no da garantías de que sea este mismo año; podría pasar hasta el año que viene. Nuestro abogado (Cándido Assat) va a solicitar que se revea la situación”.

Vamos a seguir luchando todos juntos por vos y tu Justicia, siempre presente en mi corazón y en el de tu hijo, nunca te olvidaremos. Siempre presente mujer hermosa”, concluyó.

La Justicia para el crimen del Carla Pereira se demora en llegar y cada día para su familia es un tormento. 

Fuente: El Chorrillero.






Comentarios