Santiago Cabanay Sasso está imputado por "homicidio culposo agravado" porque cruzó en rojo e iba a alta velocidad. Fue en San Luis.


Hace dos años y cuatro meses, Marcela Elizabeth Castro volvía en motocicleta del trabajo a su casa pero no llegó, porque lamentablemente fue embestida por una camioneta manejada por Santiago Cabanay Sasso, quien circulaba a muy alta velocidad y cruzó el semáforo rojo en la ciudad de San Luis. Su novio, Christian Centurión, pide por Justicia y reclama de que el acusado nunca se presentó a las indagatorias. 

Christian Centurión se presentó en El Diario de la República con una foto de su novia fallecida y el expediente sobre su homicidio, que está en la nada.

Marcela iba en su moto del trabajo a la casa. Foto: El Diario de la República,

El joven contó que Cabanay Sasso no se ha presentado en ninguna de las oportunidades a la declaración indagatoria, la primera instancia para defenderse de la imputación por haber causado la muerte de la muchacha: “Quiero que dé la cara, que se haga cargo del homicidio que cometió, que deje de entorpecer la causa. Porque fue eso, un homicidio, no un accidente, ya que cruzó un semáforo en rojo a alta velocidad y era consciente de lo que hacía y de que podía matar a alguien, porque no estaba bajo el efecto del alcohol o de otra sustancia”, aseguró indignado quien era pareja de la chica fallecida.

Cabanay Sasso a pesar de haber sido citado dos veces, en ninguna de esas oportunidades se presentó en la Justicia. “Está imputado por ‘Homicidio culposo agravado’, detalló Centurión y añadió que “se tendría que haber presentado hace dos semanas al juzgado, y entiendo que ya la tercera citación es con orden de detención”, adelantó.

Cintia Martín, la secretaria del Juzgado Penal 1, explicó al ser consultada por el medio local que Cabanay Sasso fue llamado a declarar en dos oportunidades. Pero ante la última “hubo una presentación de la defensa, a la que se hizo lugar para evitar cualquier planteo de nulidad o lo que fuere, ya que tenía razón”, recordó.

“Es por el tema de los plazos. En el juzgado fijamos la fecha, y no era con el tiempo de antelación suficiente para que pudiera contactarse y ser asesorado por la defensa”, agregó. Y calculó que la nueva citación será “para el miércoles o viernes de la semana que viene” explicó.

Marcela tenía 24 años, trabajaba como vendedora en “Lorena Bagur”, una zapatería ubicada en 9 de Julio casi Colón, de la capital puntana, y falleció el 1º de febrero de 2017 cuando volvía al hogar que compartía con su novio, en el barrio Faecap.

Ella iba en su Motomel azul 110 hacia el norte, por calle San Juan, cuando la chocó una Toyota Hilux, que era comandada por Cabanay Sasso. La camioneta, que es de una empresa constructora, iba por la avenida Eva Perón hacia el oeste.

“En el expediente dice textualmente ‘por lo expuesto, se tiene que es posible que la Hilux haya traspasado la intersección con el semáforo en rojo’. Esto es parte de la pericia que encargó el juzgado”, manifestó Centurión.

Por otra parte, hay un problema más y es se que “entre mediados y fines de 2017 desapareció el expediente” y recordó que las hojas “todavía no estaban digitalizadas. Se perdió el expediente con la denuncia, los testimonios, la autopsia. Lazart (su abogado) pidió hablar con el juez, y se decidió reconstruir el expediente, entre la gente del juzgado y mi abogado. Hubo que pedirle de nuevo las actuaciones a Accidentología Vial, las fotos y las pericias que hicieron en el lugar, ubicar de nuevo a los testigos”, enumeró y hasta el día de hoy, no está claro qué sucedió con el documento judicial.

Marcela estuvo internada en el Hospital San Luis luchando por su vida durante casi dos semanas, pero el 13 de febrero falleció. “Estuvo en coma, con respirador. Tuvo traumatismo de cráneo y de tórax, además de fracturas en fémur, cadera, brazo, muñeca y tobillo”, lamentó su novio.






Comentarios