Ella aseguró que era víctima de violencia de género y que lo hizo en defensa propia. El jueves 30 se conocerá el veredicto.


Brisa Noemí Sanchez es de Villa Mercedes, San Luis, y ahora está en juicio porque en noviembre de 2016 mató a puñaladas a su novio Brian Abel Coria. Ella aseguró que lo hizo en defensa propia (para salvar la vida del bebé que llevaba en su vientre) y por su hermana. Sin embargo el fiscal de la Cámara Penal 2 de Villa Mercedes dijo que eso no pudo probarse y pidió prisión perpetua. El jueves 30 se conocerá el veredicto.

Durante el juicio, y antes de los alegatos, el fiscal Ernesto Lutens repasó cómo fueron los hechos que llevaron a la mujer de 20 años a estar acusada de matar a su pareja y papá de su hijo

La tarde del fatídico día la pareja empezó a discutir en la casa donde convivían desde hacía cuatro meses, en el barrio El Pimpollo de la ciudad villamercedina; allí también vivían Maximiliano Coria, hermano de la víctima, y su novia.

Pero la discusión terminó cuando Brisa apuñaló por la espalda a Brian y le asestó otra cuando se dio vuelta, a la altura de una clavícula: “No está del todo claro por qué empezó la discusión (…) y tampoco por qué la acusada escondía un cuchillo que no formaba parte de los utensilios de la casa”, señaló Lutens, según informó El Diario de la República.

El fiscal hizo hincapié en que Brian no estaba armando en ese momento y que ella podría haberse defendido de otras maneras ante la presunta agresión del joven. “Quien es atacado no está obligado a retroceder, dice la doctrina, pero debe elegir el medio menos gravoso”, explicó ya que para él no fue eso lo que hizo la acusada. 

Luego reconoció que la relación que tenían era tóxica pero no una de violencia de género. “Fue una relación de idas y venidas. Brisa no estaba prisionera, se iba de viaje, cortaba relaciones”, comentó y añadió que en una de esas tantas salidas pudo “haber acudido a la Justicia, a una comisaría o a la Secretaría Ni Una Menos, pero no lo hizo”, cuestionó

“¿Cuántos hechos de violencia pudo haber ejercido Coria para haber merecido la muerte? ¿Qué mensaje se le está dando a la sociedad con una persona que ante una pelea doméstica elige la muerte?”, planteó Lutens y remarcó que llevaban solo siete meses de noviazgo, esperaban un bebé y convivieron por cuatro meses.

“Yo te creo Brisa”

Cuando tocó el turno del abogado defensor, Flavio Ávila explicó que no es verdad eso de que no saben cómo empezó la discusión previo al asesinato. “Todo comenzó porque la madre de Brisa fue hasta la casa, a buscarla. Y cuando mi defendida quiso irse, Brian salió de atrás”, recordó.

Tamara, la hermana menor de la acusada, fue testigo de cuando Brian tomó del cuello a Brisa para impedir que se fuera. “La discusión fue una acción de Brian, para sostener el dominio de los que estaban ahí”, recalcó la joven.

El abogado luego recordó a los presentes el testimonio de María Sol Pérsico, la novia del hermano de la víctima. La chica declaró: “Maxi le había contado que Brian le pegaba a Brisa” y, no solo eso, también la trataba mal “a su hermano y a su madre. Solucionaba las cosas a las tortas. Hasta la madre le tenía miedo y todos en la casa se tenían que someter a sus órdenes”.

Ávila explicó que Brisa ejerció legítima defensa y que, por eso, debe ser absuelta y remarcó lo que ella declaró: “Yo no lo quise matar. Yo quería un padre para mi hijo. Lo único que hice fue defenderme. No lo quise matar… Pido perdón a la familia de Brian”, expresó llena de lágrimas. Luego el público replicó una y otra vez: “Yo te creo, Brisa”.




Comentarios