Aunque resulte irónico, desempeña sus tareas en la Secretaría de la Mujer Ni Una Menos.


El lunes, a través de un comunicado por redes sociales, se conoció públicamente la denuncia por violencia de género que recae sobre un funcionario puntano de la Secretaría de la Mujer Ni Una Menos de San Luis. El hombre está acusado de ejercer “violencia económica, sexual y psicológica”.

La víctima tiene 42 años y se animó a exponer las horribles situaciones que debió pasar durante los nueve años de relación con el funcionario que actualmente se desempeña en el área contable de la secretaría de la Mujer “Ni Una Menos”; de quien no se difundirá su identidad para preservar la de la víctima.

El comunicado informó que “al inicio de la relación el funcionario la celaba obsesivamente, socavaba su autoestima con permanentes comentarios respecto a que no sabía cómo vestirse, que no servía para nada, que era una inútil y por eso ganaba poco; incluso la humillaba porque ella debido a un problema de salud, no podía quedar embarazada. Cuando en reuniones sociales surgía el tema de los hijos -que ellos no pudieron tener- el funcionario se apresuraba a aclarar a viva voz de que eso se debía a que ella ‘tenía problemas que era ‘estéril’, pero que sus espermatozoides eran saludables”.

La víctima es una profesional, sin embargo al funcionario le parecía que el sueldo de ella era insuficiente y por eso él “se encargaba de buscarle todo tipos de trabajos, como secretaria en una constructora, como cajera en una panadería y, en éste último caso, dado que él es contador de la misma firma, se encargaba de cobrar y administrarle el sueldo a la mujer con la excusa de que debían aportar para seguir construyendo la vivienda familiar”.

Durante nueve años la mujer “soportó violencia psicológica, sexual y económica”. El funcionario le habría sido infiel con una funcionaria de alto rango de dicha Secretaría y “terminó la relación de la noche a la mañana, sin ninguna advertencia, charla ni chance de por medio y echó a su mujer a la calle”.

En diálogo con El Chorrillero ella especificó que en marzo de este año se separaron y desde ese momento, su ex pareja ha intentado despojarla de todos sus bienes con asesoramiento del organismo del Gobierno de San Luis. 

Adriana Bazzano, a cargo de la Secretaría de la Mujer #Ni Una Menos, de San Luis.

“El 28 de marzo me dijo que esto no funcionaba más y que me fuera de la casa hasta el punto de ponerse violento. Después me dio un plazo, buscó un flete para llevarme las cosas y yo no sabía nada” contó.

Tras ese episodio la mujer realizó la denuncia, consiguió una orden de restricción, para que no pueda acercársele y, a su vez, le otorgaron el botón antipánico pero irónicamente debía retirarlo en la Secretaria de la Mujer, donde trabaja su ex pareja.

La causa está a cargo de la jueza de Familia y Menores, Viviana Oste, quien había establecido una audiencia para el 4 de junio. Sin embargo, decidió adelantarla por pedido del funcionario provincial.​ “El 26 de abril se presentó en el Juzgado con tres personas de la Secretaría, una es la abogada que lo patrocina. Pasaron la audiencia al 10 de mayo. Fue cuando la jueza me dio un plazo de 10 días para irme, se cumple mañana (por hoy lunes)”, detalló.

Hasta el momento no hubo declaraciones de ningún responsable de la Secretaría de la Mujer o del Gobierno de San Luis.

La víctima actualmente está representada por la abogada Ana María López y explicó que no quiere quedarse en la vivienda, pero que todavía no encuentra un lugar para irse a vivir.

Secretaría de la Mujer en San Luis.

A pesar de que ella es abogada manifestó que durante un tiempo debió dejar la profesión por un problema profesional: “Me deprimí y su ayuda fue conseguirme un trabajo de cajera en una panadería en donde él me manejaba los ingresos”.

La víctima denunció mediaticamente que el sábado pasado el funcionario “violó la orden de restricción” y se lo encontró en inmediaciones a la vivienda que compartían. “Se bajó de la camioneta, me sonrió y entró a una vinoteca”, recordó con miedo y preocupación.

Varias denuncias y pocas palabras

La Secretaría fue creada en 2015 por Alberto Rodríguez Saá y está a cargo de Adriana Bazzano, el objetivo de dicho organismo es orientar, contener y asesorar a personas en situación de violencia.

Luciano Tessi, hijo de la secretaria de la Mujer en San Luis.

Luciano Tessi, hijo de la secretaria de la Mujer en San Luis.

Luciano Tessi, hijo de la secretaria de la Mujer en San Luis.

Cabe recordar que el organismo ha sido centro de cuestionamientos por el rol que jugó en diferentes casos. En uno de los ellos estuvo involucrado el hijo de la secretaria del organismo, Bazzano. Cuando su hijo Luciano Tessi fue acusado de amenazar y extorsionar a una joven de 21 años.

El mismo silencio hubo cuando una empleada de la Municipalidad de Estancia Grande denunció por abuso sexual al intendente Reynaldo Pastor.

Reynaldo “Nano” Pastor, intendente de Estancia Grande en San Luis.

También el ex secretario de Transporte, Enrique Cabrera fue denunciado por violencia física y tampoco hubo un pronunciamiento desde el organismo.




Comentarios