Franco Gómez fue operado y derivado a Buenos Aires. Debe más de un millón de pesos porque no tiene obra social.


Franco Gómez hace aproximadamente un año sufrió de un cuadro de gastroenteritis con fuertes dolores intestinales, diarrea y vómitos. Fue tratado en el Hospital San Luis pero contrajo una bacteria intrahospitalaria y estuvo al borde de la muerte. Lograron salvarle la vida en el Hospital Británico en Buenos Aires, donde está internado, pero ahora debe más de un millón de pesos, porque quedó sin obra social y su mujer ruega que el Gobierno de San Luis los ayude.

Gomez llegó al Hospital de San Luis con una supuesta gastroenteritis pero debieron intervenirlo quirúrgicamente ya que su estado era muy complejo, al punto de que su intestino se micro-perforó en seis partes. Los médicos lo suturaron pero luego las heridas volvieron a abrirse, y debieron ingresarlo otra vez al quirófano.

Silvina Guiñez le contó con lujo de detalles al periodista Daniel Rodríguez lo que sucedió: “Me dijeron que era muy difícil que volviera a vivir después de esto porque era una peritonitis (cuando se derrama materia fecal dentro de la cavidad abdominal). Esto le produjo un shock séptico y ahí quedó prácticamente sin vida, solo había que esperar, no podían salvarlo”.

Esperaban que el hombre se recuperara en terapia intensiva pero con el correr de los días le dijeron que tenía fiebre y que no sabían las causas. Luego de un estudio, confirmaron que se trataba de una bacteria intrahospitalaria.

Las bacterias le “colonizaron la piel” y avanzaron comiéndole el tejido y los músculos. Arrasaron hasta la altura de la rodilla (sólo en una pierna).

“Los médicos me dijeron que no había nada más que hacer, que la única solución era trasladarlo a Buenos Aires porque con una colonia de bacterias tan grande era muy difícil que lo aceptaran; había que hacer todo un tratamiento que lograra que las bacterias pararan de comer los músculos y luego reconstruirlo totalmente”, explicó la mujer.

Desde entonces está internado en Buenos Aires, en el Hospital Británico. Gómez tiene la mutual Medisalud pero según su esposa hubo algunas dilaciones para trasladarlo porque no tenían convenio y finalmente consiguieron que se concretara la derivación por fuera de la obra social.

No estaba en condiciones de soportar más días acá, diariamente lo llevaban a quirófano para hacerle lavajes”, recordó.

Ante las dificultades con la mutual, la mujer optó por recurrir a Dospu (su obra social personal), con la que hubo convenio. Para llevarlo tuvieron que efectuar un viaje en un avión sanitario.

Desde entonces su recuperación fue favorable y lo “cerraron completamente” y aunque aún tiene separado el intestino, le sacaron la aislación y se recuperó del terrible problema de la bacteria. “Gracias a Dios está bien, ha vuelto a caminar, aumentó de peso, clínicamente está bien”, detalló Guiñez.

Pero más allá de los resultados favorables de su tratamiento ahora la familia afronta una grave situación financiera: deben cerca de 1 millón y medio de pesos.

“Tengo que pagar el avión sanitario y los gastos en Buenos Aires. Yo tuve que volverme al trabajo, tengo dos hijos”, explicó la mujer en torno al momento que atraviesan actualmente. La obra social cubre el 80% del tratamiento y el 20% restante (cerca de $120 mil por mes) debe abonarlo la familia.

“Hemos pedido ayuda al Gobierno provincial pero nos dicen que no pueden asistirnos porque tenemos obra social” confesó.

“Si bien de alguna forma lo tengo que pagar, la idea es que alguien nos pueda dar una mano. Mis suegros están jubilados, mis hijos necesitan alimentarse, mi esposo sigue internado y no sabemos cuánto tiempo más debe estar”, lamentó.

En ese sentido, está disponible una cuenta en el Banco Galicia para quienes deseen contribuir con efectivo:

Banco Galicia Titular: Franco Javier Gomez DU: 24681858 CTA: 0006374-6 144-2 CBU: 0070144620000006374626 CUIL: 20246818585 ALIAS: GRUTA.TUNICA.RANCHO






Comentarios