Durante la próxima semana se espera que afecte al país una ola de calor extrema con temperaturas que superarán los 40 grados en gran parte del país y San Juan no estará exenta del fenómeno. Aseguran que en algunos sitios podrían convertirse en el lugar más cálido del planeta por algunas horas.

Según una empresa especializada en climatología, como lo es el portal The Weather Channel, anticipan para este domingo, lunes y martes para San Juan temperaturas máximas que alcanzarán los 38 grados en general, pero para el miércoles y el jueves el termómetro superará los 40 grados.

Lo que sí nos afectará, y mucho, el sueño de los sanjuaninos serán las altas mínimas que se registrarán ya que se anticipa que no bajarán de los 25 grados por lo que la ola de calor será fuerte. De esta manera se espera que la sensación térmica sería mucho mayor.

El pronóstico extendido dado a conocer por el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), la temperatura irá en aumento los próximos días y superará con comodidad los 35 grados en la región centro del país y en algunos lugares del Noroeste también.

Uno de los ejemplos dados es la Ciudad de Buenos Aires, donde para el martes 11 y el miércoles 12 se esperan máximas de 36 grados pero no descartan que sea superior.

En el caso de Córdoba capital será una de las ciudades que más sufriría esta nueva ola de calor, ya que están pronosticados 39°C de máxima a partir del lunes y hasta el miércoles, con mínimas que no bajarían de los 22°C. Una situación similar se espera para la ciudad de Santa Fe y Paraná, según el SMN, mientras que en Santiago del Estero la temperatura llegaría hasta los 42°C.

Por otra parte, el pronóstico realizado por la entidad estatal Wendy, una empresa checa especializada en el pronóstico del tiempo destaca a través de su mapa interactivo que a partir de las 14 del martes 11 el centro argentino se transformaría en la zona más calurosa del mundo por unas horas, destaca Diario la Provincia SJ.

Algunas recomendaciones para evitar el golpe de calor

  • Tomar mucha agua durante todo el día.
  • Evitar las comidas abundantes. Consumir alimentos frescos, como frutas y verduras, que hayan sido previamente lavados con agua segura.
  • Evitar el consumo de bebidas alcohólicas o muy dulces y las infusiones calientes.
  • Usar ropa suelta, de materiales livianos y colores claros.
  • No realizar ejercicio físico o limitar la actividad o desarrollarla con moderación, y beber mucha agua para mantenerse bien hidratado.
  • Protegerse del sol poniéndose un sombrero.

Lactantes y niños pequeños

  • Darles el pecho a los lactantes con más frecuencia.
  • Hacerlos beber agua fresca y segura.
  • Trasladarlos a lugares frescos y ventilados.
  • Ducharlos o mojarles el cuerpo con agua fresca.

Adultos mayores y personas con enfermedades crónicas

  • Tomar abundante líquido, en especial agua, al menos 2 litros diarios y con frecuencia, aunque no sienta sed.
  • Evitar salir a la calle en las horas más calurosas del día.
  • Cubrirse la cabeza con un sombrero o gorra y vestirse con ropa ligera, de colores claros.
  • Usar anteojos para protegerse del sol.
  • En caso de tener que salir a la calle, caminar en lo posible por la sombra.
  • En lo posible, darse un baño diario, preferentemente en forma de ducha o bien refrescarse con paños húmedos.
  • Es importante una buena nutrición: aumentar el consumo de frutas y verduras frescas (por lo menos cinco entre ambas por día).
  • Evitar el alcohol, las bebidas con cafeína y las comidas calientes.
  • Dentro de la casa, quedarse en la sala más fresca.
  • En caso de no sentirse bien por el calor, pedir ayuda. Y si además aparecen síntomas como dolor de cabeza, dolor abdominal, náuseas, vómitos o mareos, consultar con urgencia al médico.
  • En caso de vivir solo, tratar de mantenerse en contacto con alguien cercano.