Un incentivo para la economía, así ven desde el Gobierno el pago de un bono navideño a los empleados estatales. Desde que dos gremios que representan a los trabajadores del Estado solicitaron el pago de un plus, desde el Ministerio de Hacienda y Finanzas indicaron que la propuesta estaba en evaluación. Finalmente, según publica Diario Huarpe, se definió que el monto a pagar será de $10.000, dinero que se abonará en dos cuotas a pagarse en diciembre y enero.

Serán 40.000 los empleados que se beneficiarán con esta medida, que tuvo un incremento del 66% respecto del mismo plus pagado en el 2017, último año en el que se implementó el pago extra. Es que tanto en el 2018 como en el 2019, por las paritarias con cláusula gatillo se decidió darle de baja al bono a cambio de este ajuste salarial acorde a la inflación. El dinero del bono irá directamente al consumo y de alguna manera busca suplir los $1.500 millones menos que entrarán a la provincia por la poda del IFE.

Los sindicatos que tomaron la posta e hicieron el pedido fueron UPCN y UDAP. En el caso del primero, solicitó un incremento salarial o en su defecto un plus de fin de año. El gremio que nuclea a los docentes fue por el bono directamente. En el año, los trabajadores del Estado han recibido una suba salarial del 13,5%.

No solo cobrarán el plus los estatales de planta permanente, sino que habrá bono para los contratados, becarios y pasantes. En los municipios, replicarán la medida. Generalmente pasa lo mismo en el Poder Legislativo y en el Judicial, aunque desde estos dos aún no se han expresado al respecto.

Dos factores han sido claves para poder otorgar el plus. Por un lado, un repunte en la recaudación local y en la coparticipación recibida, y por el otro, el pago de deudas atrasadas de Nación, que se venían arrastrando de la gestión del presidente Mauricio Macri. Además, por primera en 4 años, San Juan recibió ATN nacionales. Calculan que el déficit con el que cerrará la Provincia será inferior al proyectado y se traducirá en deuda flotante.