Entre lágrimas, la mamá del joven sanjuanino asesinado durante una gresca pidió Justicia.


Jonathan Pérez tenía 17 años cuando recibió una puñalada mortal por parte de un sujeto que todavía sigue prófugo. El crimen ocurrió el fin de semana pasado, en La Bebida, durante una gresca que se desató en un cumpleaños. Su mamá, María Rosa Pérez, rompió el silencio en medio del dolor por la pérdida de su hijo y en llanto pidió que encuentren al homicida y que pague por lo que hizo.

“Quiero que se haga Justicia por mi Negro, me llevaron a mi hijo, a mí ‘guacho’. Me dijeron que ‘El Quija’ lo apuñaló, se fue riendo y caminando mientras mi hijo agonizaba en el piso, se estaba muriendo y ese sin nombre no le importó”, dijo la mujer a Tiempo de San Juan.

María Rosa Pérez reclama justicia por su hijo.

El hombre al que apuntan como el asesino de Pérez fue identificado como Gustavo Brizuela y por estas horas es intensamente buscado por la Policía. Los allanamientos hasta el momento no han tenido éxito y el sujeto sigue prófugo a cinco días de haber ocurrido el asesinato en el Barrio Bernardino Rivadavia.

“Me avisaron sobre las 4 de la mañana que alguien había apuñalado. Yo estaba durmiendo, así que me vestí y fui hasta donde estaba, que era a unas pocas cuadras de acá (su casa). Cuando llegué, estaba lleno de policías, de patrulleros pero no me dejaron pasar a ver a mi hijo. Él estaba en el suelo, lleno de sangre, y ya habían llamado a la ambulancia. Yo estaba desesperada”, contó María Rosa.

Jonathan Pérez tenía 17 años.

La mujer manifestó su enojo porque a su hijo lo llevaron al Hospital Rawson y no al Marcial Quiroga, que está a pocas cuadras. “No entiendo por qué tuvieron que atravesar todo San Juan para llegar al Rawson. Mi Negro no resistió y murió en el camino y cuando llegamos ya estaba sin vida. La última vez que lo vi fue durante la cena del sábado. Yo no quería que saliera y él me abrazó y me dijo que estuviera tranquila. No puedo sacar de mi cabeza ese momento”, expresó entre lágrimas.

Sobre la investigación que la Justicia lleva adelante por el homicidio, la mujer pidió que el sistema judicial sea severo con el acusado: “Quiero que se pudra en la cárcel y que todos los días se acuerde de mi hijo, que es un asesino. Mi niño hoy ya no come, no bebe y ahora cuando caiga detenido, si es que cae, tendrá todos los derechos del mundo a pesar de que acabó con una vida”.





Comentarios