La fuerte tormenta llegó a la provincia en la madrugada. Hay calles cortadas y árboles caídos.


Este viernes por la madrugada llegó la fuerte tormenta que estaba pronosticada para la provincia de San Juan. Cerca de las 2 de la mañana comenzaron a soplar las fuertes ráfagas de viento Sur y sobre las 5 de la madrugada comenzó a caer agua y granizo con piedras de gran tamaño. Tal fue el daño que hubo árboles caídos y la Ruta 40 terminó cortada.

Desde el Ministerio de Educación de San Juan, tomaron la decisión de suspender las clases en el turno mañana, en todas las instituciones de la provincia, debido a que las calles no estaban transitables. Aún no informaron qué sucederá con el turno mañana.

“Además, la Ruta 40 Norte estaba cortada en algunos tramos debido a la bajada de creciente. Según detalló Vialidad Nacional, en la zona del Villicum del acceso hay badenes con creciente y material de arrastre en varios tramos”, informó el diario Tiempo de San Juan.

Los departamentos de Pocito, Rawson, Rivadavia, Chimbas y Capital, fueron las localidades más castigadas por el fuerte temporal, según publicó Diario de Cuyo, que también aseguró que hay cortes de luz en algunas zonas de la provincia. Por el momento, el Ministerio de Desarrollo Humano se encuentra asistiendo a unas 80 personas que sufrieron algún tipo de problema debido a la fuerte tormenta.

El Servicio Meteorológico Nacional había advertido sobre la probabilidad de tormentas que llegarían el jueves pasado el mediodía. Sin embargo, la caída de granizo fue una sorpresa para los sanjuaninos y después de un jueves caluroso, la lluvia comenzó a caer recién de madrugada. Se espera un sábado frío y recién el domingo comenzaría a subir la temperatura, según está pronosticado.






Comentarios