Fue en San Juan. La menor tiene 13 años y decidió dar en adopción a la beba.


Una niña de 13 años que había sido violada dio a luz este último 3 de marzo en la provincia de San Juan. La menor había llegado al nosocomio por presión alta y como se negó a decir quién era el padre en medio de un fuerte llanto, los médicos descubrieron que había quedado embarazada producto de un abuso sexual. Por ahora la Justicia puso un manto de sospecha en sus hermanos. Mientras tanto la recién nacida se encuentra en la Casa-Cuna, a donde van todos los bebés que no serán criados por sus familias biológicas.

Pese a que la mamá de la jovencita había manifestado que se trataba de un “embarazo no controlado”, la Justicia determinó que la niña fue madre producto de una violación. Después de estar internada en Terapia Intensiva por varias semanas, la propia víctima confesó la aberrante situación a la que estuvo expuesta. “Dijo que fue violada pero nunca quién lo hizo. La nena llora mucho”, señalaron fuentes judiciales a Tiempo de San Juan.

La menor recibirá el alta médica este miércoles pero no será traslada a su casa, ubicada en el Lote Hogar Nº9, Chimbas, porque sospechan que allí podría estar el presunto abusador. Es que los investigadores pusieron sus ojos en los hermanos de la niña. Primero porque su mamá la obligó a que, con 13 años, le pusieran un chip -para prevenir otro embarazo- “porque tiene cuatro hermanos más y no quiero que le vuelva a pasar”. Segundo porque la progenitora también habría ido a pedir a algunos enfermeros que le proveyeran de preservativos para darles a sus hijos porque tiene otra hija de 12 años y “no quiero que le pase lo mismo que a G. B. R.”.

La madre señaló que radicó la denuncia en el Centro de Atención a Niños Víctimas pero fuentes judiciales confirmaron que la misma no existe y sospechan que está encubriendo la violación posiblemente de sus otros hijos, o también de su esposo, un hombre con serios problemas de alcohol.

Respecto a la beba, el Segundo Juzgado de Familia, a cargo del juez Almirón, ya intervino en el caso. La menor decidió dar en adopción a su hija y pidió el pase a Casa-Cuna, ubicado en el interior del Hospital Rawson, de la recién nacida.






Comentarios