Ernesto Oliver tenía 13 años y había estado en la casa de su abuelo cuando ocurrió la desgracia.


Después de pasar varios días internado en Terapia Intensiva del Hospital Rawson, el niño de 13 años que sufrió una descarga eléctrica en la casa de su abuelo falleció. El joven sufrió la descarga al salir de la pileta y tocar un cable. Su familia había pedido cadenas de oración, pero este martes lamentablemente su corazón dejó de latir.

La víctima es Ernesto Oliver y era oriundo del departamento sanjuanino 25 de Mayo. Cuando ocurrió el accidente intentaron reanimarlo y lo llevaron al nosocomio capitalino, donde quedó internado en grave estado. El último parte médico indicaba que su corazón entraba en paro por momentos. Finalmente murió ayer alrededor de las 22.30 horas.

Otra víctima fatal por una descarga eléctrica.

Otro siniestro fatal

Este miércoles, en horas de la mañana, una nueva tragedia en la provincia se cobró la vida de una persona mayor, que murió electrocutada en el interior de su casa. El hombre de 82 años, identificado como Martín Alfonso Dip, fue hallado sin vida por su hija en un domicilio de Villa Krause, Rawson.

Según publicó Tiempo de San Juan, el anciano sufrió una fuerte descarga eléctrica que ahora deberá ser constatada mediante una autopsia. Fuentes policiales indicaron que al hombre lo encontraron tendido en el piso, con agua alrededor y un cable pelado cerca.






Comentarios