La mamá de Rocío Villalón, joven sanjuanina asesinada en 2013, denunció las amenazas en la policía. 


Rocío Villalón tenía 16 años cuando murió a manos de Fernando Flores, su entonces pareja. Si bien en 2015, dos años después del crimen, el sujeto fue juzgado y condenado a perpetua, la pesadilla no acabó para la familia de la víctima. Aún destrozados por la pérdida de la joven, denunciaron que gente cercana al homicida continúa hostigándolos.

“Lamentablemente mi mamá vive cerca de la casa de ellos y cuando voy a saludarla, salen a insultarme, a decirme de todo. A ellos la ley los protege, a nosotros no. No nos dieron ninguna clase de protección, ni siquiera ayuda psicológica. Para ellos ya está porque mi hija está enterrada”, contó atemorizada Silvana, mamá de Rocío.

El brutal crimen ocurrió en septiembre de 2013. La Policía halló el cuerpo de la joven, con múltiples goles y semi-sumergido en una acequia, en Calle Lemos y 8, en el departamento Pocito. La autopsia reveló que murió estrangulada y que no había sido abusada. Su novio fue enjuiciado en 2015 y condenado por femicidio.

Pasaron 5 años de aquel aberrante caso, pero la guerra entre ambas familias continúa. Según Silvana, los parientes del femicida la acusan de atropellar a un hijo de Flores. “Yo fui a la policía e hice la denuncia como corresponde, yo no sé de quién es ese hijo, ni me interesa. Pueden decir lo que quieran. Es una locura lo que hablan”, relató la mujer a Tiempo de San Juan.

Anguastiada, la mamá de Rocío señaló que ya radicó la denuncia en la Policía pero nunca fue llamada para ratificarlas (proceso que siempre se hace ante las denuncias hechas en cualquier seccional): “Todos los días de la vida se sufre esto, ahora solo espero tranquilidad para hacer el duelo en paz”.






Comentarios