Se trata de un delincuente sanjuanino de 16 años. El Juzgado de Menores lo entregó a sus padres. 


Un empleado del Correo Argentino fue víctima de un violento robo en Rivadavia, San Juan. El trabajador, que circulaba en moto, fue asaltado y herido por dos jóvenes cuando se detuvo para hablar por teléfono. El menor de los delincuentes, de apellido Tobal y de apenas 16 años, fue liberado y entregado a sus padres; su cómplice tenía pedido de captura y quedó alojado en uno de los calabozos de la Comisaría 30ª.

Todo ocurrió este jueves cerca del mediodía, en inmediaciones del barrio Marquesado I y el Lote Hogar 53. Armados con un revólver y un cuchillo, los sujetos sorprendieron a la víctima mientras trabajaba como cartero en la zona. Según publicó Diario Huarpe, el más joven lo apuñaló en el rostro para sustraerle el teléfono celular.

Los malhechores huyeron hacia un barrio cercano pero igual fueron atrapados por los uniformados. Es que el damnificado, sangrando y malherido, pudo dar aviso de inmediato al 911. El personal de la Sección Robos y Hurtos de la Central de Policía inició una persecución, logrando la aprehensión de uno de los ladrones, justamente del que le asestó el corte en el rostro al cartero.

Se trata de un menor de 16 años que cuenta con un frondoso prontuario delictivo. Al chico se le secuestró el teléfono marca LG que le había robado a la víctima, pero por decisión del Juzgado de Menores lo liberaron y entregaron a sus padres. Su cómplice, también arrestado, tenía un pedido de captura del Primer Juzgado de Instrucción, por lo tanto quedó detenido en la seccional.






Comentarios