Los dueños de la discoteca se desligaron del hecho y prometieron hallar al culpable.


Noche de terror se vivió en la madrugada del domingo en el conocido boliche sanjuanino Ladran Sancho. Unas 20 personas resultaron intoxicadas tras haber inhalado un gas irritante que fue arrojado dentro del local, mientras se divertían y bailaban entre amigos. Todavía no está identificado el autor del incidente.

Los intoxicados fueron asistidos en la puerta del lugar.

Todo ocurrió cerca de las cinco de la mañana, cuando el boliche estaba a minutos de cerrar sus puertas. De repente alguien arrojó una bomba de gas pimienta y provocó un verdadero caos, con corridas y gritos de cientos de jóvenes. Todos, tras una avalancha que pudo haber sido fatal, se dirigieron hacia la puerta del local, ubicado en avenida Libertador (Capital).

“Fue una persona que estaba en el lugar. De hecho fue cerca de las 5 de la mañana, cuando estaba terminando. Ya estaban poniendo rock, cuando vi mucha gente que empezó a correr y querer salir del lugar. Después me ardían a mí los ojos y me picaba la garganta. Es mentira que fue gas lacrimógeno, fue gas pimienta”, dijo Adrián Cabello, integrante del staff.

Unas 20 personas resultaron afectadas.

Los damnificados sufrieron síntomas de irritación en las vías respiratorias y en los ojos, que provocaron tos y hasta broncoespasmos. Los heridos, quienes estuvieron en su mayoría tendidos en el suelo, fueron asistidos por sus propios amigos y también personal médico del boliche sanjuanino. Algunos fueron trasladados, por observación, al Hospital Rawson.

La versión oficial de la discoteca Ladran Sancho es que la persona que provocó el lamentable episodio es ajena a la empresa y aseguraron que van a investigar el caso para dar con el culpable. “Se van a revisar las cámaras de seguridad por si se logra ver quién fue”, señalaron a Tiempo de San Juan.






Comentarios