La banda sanjuanina de cumbia pop lo comunicó en las redes. Además la Justicia emitió una perimetral en su contra.


El escándalo que involucra a Federico Amin, vocalista de Pijama Party, no da tregua. El músico fue denunciado por violencia de género en las redes sociales, primero por la mamá de su actual novia y después por una ex pareja. A raíz de la trascendencia que tomaron los escraches, los integrantes de la reconocida banda de cumbia pop decidieron desvincularlo del grupo.

“Debido a diversas incompatibilidades en nuestras formas de trabajo, surgidas a lo largo de todos estos años, sumadas a algunas nuevas situaciones íntimas y personales que exceden a la esfera propia de actividad e incumbencia de la banda, pero que indirectamente nos están afectando sin merecerlo; los integrantes en conjunto y con su plena participación hemos resuelto que Federico Amin dejará de formar parte del grupo”, dice el comunicado.

En el texto, quienes componen Pijama Party dejaron en claro que la desvinculación también fue tomada por los inconvenientes que mantuvieron con el músico en la intimidad de la banda. “Esperamos que aquellas personas que se encuentren o hayan encontrado en algún conflicto personal con él, puedan aclararlo y/o resolverlo de alguna manera, como también lo hicimos nosotros, sin involucrar o afectar a terceros”, explican.

Amin fue denunciado por la mamá de su novia, Josefina Robins, por ejercer violencia física y verbal contra su hija. Además su ex pareja, la cantante Valentina Echegaray, también expuso las agresiones que sufrió cuando era su pareja en 2014.

La Justicia ya intervino en uno de los casos. El Segundo Juzgado de Familia emitió una perimetral contra el vocalista y no podrá acercarse a 300 metros de Robins, quien salió a defenderlo, y la madre de ella, Judith Eross.






Comentarios