Jugadores y hasta cuerpo técnico participaron de la impresionante pelea en una cancha sanjuanina. Hubo tres detenidos.


En Caucete, dos equipos protagonizaron una batalla campal en la final del campeonato organizado por la Federación de Fútbol de Salón de San Juan. Jugadores, cuerpo técnico y hasta hinchas de Área II y Barrio Marayes, los conjuntos finalistas, se trenzaron en una feroz pelea que terminó con la suspensión del partido y varias personas golpeadas. La Policía intervino en la disputa y detuvo a tres jóvenes.

Imágenes de la gresca.

Todo ocurrió en cancha de Centro Impulso, en el departamento del Este. Según contaron testigos al diario digital Info Caucete, la gresca se desató a los 10 minutos del segundo tiempo cuando el árbitro decidió expulsar a un jugador. Allí empezaron las agresiones entre ambos conjuntos.

“Eran alrededor de las 22 del jueves y requirieron la presencia policial en el campeonato de futsal, porque había una gresca entre dos bandos. Al llegar el personal policial, una efectiva fue agredida y tuvieron que solicitar apoyo de más uniformados y patrulleros”, señaló el jefe de la Comisaría 9na, Adolfo Aciar.

Imágenes de la gresca.

A raíz de los incidentes la final fue suspendida y se espera un duro fallo por parte del Tribunal de Disciplina. Tres mujeres que participaban de la batalla campal fueron detenidas y puestas a disposición del Juzgado de Menores, aunque fueron liberadas en la madrugada del viernes por ser menores de edad. Además en la seccional caucetera se radicaron varias denuncias de un equipo a otro por el violento ataque.

Imágenes de la gresca.






Comentarios