Walter tenía 16 años y se electrocutó al tocar un lavarropas. Es la segunda víctima fatal en menos de una semana.


La desgracia tocó la puerta de una familia de Santa Lucía, en San Juan. Walter Echegaray, de 16 años, falleció este viernes luego de luchar por su vida en Terapia Intensiva del Hospital Rawson. El chico, el mayor de tres hermanos y oriundo del barrio San Lorenzo, llegó al nosocomio en grave estado tras recibir una descarga eléctrica de un lavarropas.

Según contaron sus familiares a Diario de Cuyo, el accidente ocurrió el miércoles al mediodía mientras el joven chayaba con su hermano de 9 años. Su mamá, quien estaba preparando la comida, los fue a buscar porque le llamó la atención un ruido que escuchó. Cuando llegó al patio encontró a su hijo mojado, descalzo, tendido boca arriba y pálido junto al lavarropas, que en ese entonces estaba encendido. El chico fue trasladado en ambulancia hasta el hospital, donde quedó internado en estado crítico a causa de la electricidad.

Walter es la segunda víctima fatal en menos de una semana. El domingo un nene de 10 años murió al tocar un cable público que se cortó y quedó colgando en la puerta del Club San Pedro, en Chimbas. El nene se estaba bañando en el canal que está en las afueras de la institución cuando, todo mojado, intentó salir del mismo y recibió una fuerte descarga eléctrica del cable.

Lautaro Bustos.

Otro caso preocupante que de milagro no terminó en tragedia ocurrió este martes en la Escuela Boero, en Capital. Allí un alumno de 4to año de Electrónica terminó en observación de la Clínica Cimyn, con quemaduras en sus manos, luego de tocar un cable pelado de una maqueta que estaba preparando. Fue un compañero quien logró golpear el artefacto que estaba conectado a la corriente doméstica y cortar la descarga de 220 volt para salvar su vida.






Comentarios