Pasó en San Juan. La mujer dijo que nunca le pagaron la indemnización, desde el comercio la desmintieron. Videos.


Con un martillo, una mujer identificada como Analía del Valle Dávila (42) ingresó a un shopping sanjuanino y destrozó los vidrios de dos comercios, uno de accesorios (Maja) y otro de calzados de mujer (Arlet). Aparentemente se trataba de una ex empleada de los locales que, enfurecida, reclamaba el pago de una indemnización. No pudo seguir con su accionar porque se le soltó el cabo del martillo y finalmente quedó detenida en la Comisaría 27º de Capital.

“Estos h.. de puta nunca más me pagaron” fue una de las frases que largó la mujer mientras rompía a martillazos los dos negocios. Ambos comercios son propiedad de un hombre de apellido Jordá, del que fue empleada durante varios años. Según las declaraciones de Dávila, el ataque de ira fue producto de que nunca le pagaron lo que correspondía de resarcimiento tras ser echada.

Sin embargo, la versión que manejan desde el círculo del dueño de los comercios es otra. Según el abogado defensor de Jordá, Juan Bautista Bueno, “la mujer era una empleada que la echaron en 2005 y la indemnizaron completamente, es decir, le pagaron hasta el último peso: el equivalente a $25.000 dólares. Por eso, nadie entiende nada sobre su reacción”.

Además el letrado agregó que Dávila apareció en un “Ford Focus nuevo, lo estacionó mal y se bajó con el martillo directamente a romper las vidrieras de ambos locales. Las cámaras de seguridad filmaron todo el hecho. Si no se le salía el cabo al martillo seguía destrozando todo”.

Según publicó Tiempo de San Juan, la causa por daños contra los locales recayó en el Cuarto Juzgado Correccional, a cargo de la jueza María Silvina Rosso de Balanza.






Comentarios