La Justicia le otorgó la eximición de prisión a Jorge Cruceño, denunciado por acosar a una alumna de 14 años.


El juez del Primero de Instrucción, Benito Ortíz, decidió dejar en libertad al preceptor acusado de grooming. Se trata de Jorge Cruceño, el empleado de un colegio secundario que fue denunciado por acosar a una alumna de 14 años. Su defensora, Filomena Noriega, pidió la eximición de prisión y el juez, entendiendo que el grooming es un delito excarcelable, hizo caso a su pedido.

El sujeto tiene 30 años y quedó en el ojo de la tormenta cuando una alumna de 14 años lo denunció por abuso sexual en el Centro de Atención de Niños Víctimas (ANIVI). Al hombre lo separaron rápidamente de su cargo como preceptor del Colegio Santa María, de Concepción. Antes, el padre de la menor lo atacó violentamente en los pasillos de la institución y tuvo que intervenir el personal del establecimiento educativo. La escena quedó grabada por las cámaras de seguridad y rápidamente se viralizaron.

Según la investigación, la menor y el preceptor habrían intercambiado mensajes de alto contenido sexual. “Ya te veo casi que te siento quieres innovar, tengo aceites, cremas lubricantes, y lo más importante, dilatador, te voy a disfrutar a pleno”, fueron algunos de los mensajes que encontraron en el WhatsApp de la joven. Según la defensa, la presunta víctima tuvo problemas de adaptación por ser nueva en el curso y atribuyen al acusado haberse aprovechado del contexto de vulnerabilidad para intentar seducir a la menor.






Comentarios