A través de llamadas telefónicas prometían premios a cambio de dinero. Detuvieron a dos personas. 


Desde San juan, personal de Defraudaciones y Estafas de la Central de Policía desbarató a una banda de estafadores que operaba desde el Penal de Córdoba. Los sujetos llamaban a familias de todo el país y prometían grandes premios a cambio de una cierta cantidad de dinero. En la provincia cuyana hubo 172 denuncias.

De acuerdo a la investigación, desde una especie de call center personas de sexo masculino llamaban aleatoriamente a domicilios de todo el país. Engañaban diciendo que habían sido beneficiados con algún premio o dinero, pero para recibirlos debían depositar cierta cantidad de plata en dos cuentas bancarias. Lo más grave es que aquellas personas que no podían pagar el monto se les pedían sacar un préstamo para así depositar el dinero. Algunos tuvieron que devolver hasta 300.000 pesos por un “premio” que jamás llegó.

Según contó Cintia Álamo, quien está a cargo de Defraudaciones y Estafas, lograron detener a dos mujeres que eran las que tenían dos cuentas bancarias a su nombre. Ambas fueron identificadas como Matilda Luna de (50) y Noelia Crespo (38), quienes pertenecían a la banda cordobesa. “Las detenidas tienen familiares alojados en la comuna Bowel del Penal de Córdoba, desde donde se hacen muchísimas llamadas a San Juan y a todo el país con este tipo de estafas”, señaló Álamo.

Según publicó Tiempo de San Juan, no descartan que haya futuras detenciones ya que los llamados eran de personas masculinas. Desde la Central de Policía continúan con la investigación para dar con los otros miembros de la banda que también operaban desde afuera de la cárcel. 

Así trasladaban a las detenidas desde Córdoba a San Juan.






Comentarios