El plan se llama Baby Sueños y funciona desde hace 5 años en San Juan. 


Desde hace 5 años en San Juan se realiza una movida solidaria para ayudar a futuras madres de bajos recursos. Todo comenzó con una idea del profesor de Filosofía Federico Cánovas y su esposa. Comenzaron juntando elementos para recién nacidos y se los ofrecían a mamás que no podían comprar esas cosas. 

El profesor no solo tenía varias alumnas embarazadas, sino que incluso asistían a clase con sus bebés. Esta realidad lo llevó a la necesidad de extender la propuesta que se llama Baby Sueños

El profesor amplió la acción a los alumnos de secundaria de la provincia y la ayuda se multiplicó. Con el correr del tiempo también algunas empresas han comenzado a hacer donaciones de jugos y chocolates para el evento, pañales para las cajas y clínicas privadas que donan ecografías. 

Desde que empezó ha ayudado a unas “80/90 adolescentes embarazadas que recibieron su ajuar. Es difícil de calcular a cuántas hemos ayudado”, dijo Cánovas.

Muchas de estas futuras madres se encuentran en situación de vulnerabilidad, sin la presencia del padre del bebé y hasta en ocasiones con la contrariedad de la no aceptación de la familia.

Cánovas reflexionó: “Todo se realiza con dedicación y sincero aprecio. Nunca faltan los estudiantes que se sorprenden por la actividad y manifiestan cierta indiferencia, pero llegado el momento colaboran con la logística y ofrecen con mucha alegría galletitas, jugos y elementos para el festejo”.





Comentarios