Un comerciante reunió a más de 100 comerciantes y organizó una rifa entre los clientes. Una acción para imitar. 


Un comerciante de San Juan tuvo una genial idea: agrupar a varios comerciantes y hacer una rifa entre todos los clientes. El premio era una casa y se la ganó una humilde familia de San Lucía. 

La idea fue de Raúl Vieyra, que agrupó a comerciantes de Santa Lucía, Rawson, Chimbas, Pocito, Albardón, Capital y Rivadavia e hicieron una rifa. “Soy una persona que lo que se propone, lo hace. Tener una casa propia es algo muy difícil y me pareció muy importante ayudar a cumplir ese sueño. Al principio me decían que era una locura, muchos comerciantes me decían que no, pero al final conseguí 103 que confiaron en mí y gracias a eso pudimos concretar este sueño”, contó Raúl.

La idea fue de Raúl Vieyra.

La única condición para participar era no tener casa propia. Raúl imprimió los bonos y le dio 50 a cada comerciante para que los repartiera entre sus clientes. Así, la ganadora fue Nancy Lucero, una humilde vecina de Santa Lucía

El almacenero le dio el bono a una de las hijas de Nancy y ella se lo dio a su mamá. “Nunca me gano nada, ni en los bingos me saco algo. Cuando mi hija me trajo el bono no le di mucha importancia, lo guardé y me olvidé”, contó Nancy al diario Tiempo de San Juan

Raúl Vieyra, Nancy Lucero y su familia.

“El día que me enteré habíamos ido con mi familia a pasear a San Ceferino. Ahí nos encontramos con una sobrina que nos dijo que ya se había sorteado la casa. Como no nos acordábamos el número que teníamos no le dimos mucha importancia. Cuando llegamos a casa mi hija insistió con que revisáramos el bono y cuando lo vi me quedé tildada, mi hija me quitó el bono de las manos y explotamos de felicidad”, relató.






Comentarios