Estudiantes avanzados de la carrera asesorarán a talleres comunitarios de San Juan.


Una mejor imagen de los productos que se comercializan contribuye a que emprededores chicos puedan aumentar las ventas. Con este objetivo la Dirección de Talleres Comunitarios firmó un convenio con la Universidad Nacional de San Juan para que los estudiantes avanzados de la carrera Diseño Gráfico puedan capacitar y ayudar a mejorar la imagen de los productos que venden los emprededores de la economía social. La firma no sólo beneficiará a los pequeños empresarios sino que también será clave para los alumnos universitarios ya que implicará la resolución de problemas reales.

Entre los desafíos que tendrán los alumnos avanzados, se encuentra la realización del diseño de una marca y la elaboración de un manual de aplicaciones básicas. Todo el servicio será gratuito con el fin de fortalecer la identidad de los emprendimientos, agregando valor a sus servicios y productos. La idea es que esta lavada de cara marketinera permita que los emprededores puedan crecer con sus proyectos.

Contar con un producto con identidad, que tenga una marca, aumenta la competitividad y su ventaja comparativa frente a otros productos o servicios iguales o similares. El uso de la marca es un signo que permite distinguir cada producto en el mercado, logra comercializarlo con mejor imagen y concede al emprendedor derecho exclusivo sobre su mercadería o servicio.

Se eligió a los emprededores que forman parte de Talleres Comunitarios porque son muy pequeños, generalmente provienen de sectores vulnerables de la economía, que se quedaron sin trabajo y gracias a estos proyectos mantienen a sus familias. Serán beneficiados desde emprendimientos de panificación hasta artesanos textiles. La labor mancomunada arranca en septiembre.




Comentarios