Se trata del párroco Walter Bustos. Está preso en la Central de Policía y el lunes será notificado en Tribunales.


El testimonio del menor durante la entrevista videograbada en el Centro ANIVI fue contundente. El chico reveló con detalles ante psicólogos y autoridades judiciales los sucesivos episodios de abuso sexual que, sin llegar a la violación, atravesó entre los 9 y 13 años a manos del sacerdote Walter Bustos, también tío y padrino suyo. A raíz de su declaración, el juez subrogante del Segundo Juzgado de Instrucción, Ricardo Grossi, decidió llamarlo a indagatoria para imputarlo por una causa de abuso sexual. El lunes se presentará ante el magistrado y será notificado.

Según el portal San Juan 8, se vienen días claves en la causa contra el cura sanjuanino. Entre el jueves y viernes la hermana de Bustos, madre de la víctima, y sus otros dos hijos brindarán su testimonio en Tribunales. Además se espera que testifique la psicóloga que asistió al menor en el Centro ANIVI. Se trata de un pedido del fiscal Daniel Galvani, luego de la ratificación de la denuncia por abuso sexual y ante la posibilidad de que algunos de los otros sobrinos también hayan sufrido acoso por parte del eclesiástico.

Es escándalo de abuso sexual salió a la luz la semana pasada a raíz de un comunicado del propio Arzobispado de San Juan, en el que anunció la decisión de apartar al sacerdote de sus actividades diarias mientras dure la investigación. Hoy el párroco Bustos está detenido en la Central de Policía. Su abogado, Juan Bautista Bueno, contó que el acusado está tranquilo y convencido de su inocencia. “Lo toma como una prueba de fe”, indicó al diario digital local.




Comentarios