Lo dijo luego de organizar un abrazo simbólico en la institución pública.


El hospital Marcial Quiroga es el segundo más grande de San Juan. Desde el directorio del nosocomio se organizó un abrazo por las dos vidas y la directora de la institución, Inés Garcés, fue más allá. La profesional de la salud dijo que renunciará si el proyecto para interrumpir voluntariamente el embarazo prospera en la Cámara de Senadores.

La funcionaria dejó su chaqueta colgada en las rejas del hospital y charló con los medios sobre el por qué de la decisión de renunciar en caso de que se apruebe el aborto legal. “Yo estudié en la facultad de Medicina que la salud es el completo bienestar de un ser humano, respeto a los que piensan diferente pero para la salud es lo peor que le puede pasar a un ser humano es no tener la vida. No puedo pensar como médica que esto es luchar por la salud. Creo que hay muchas opciones que se nos vayan ocurriendo para el embarazo llegue a término, si hemos tenido falencias podemos revertirlo”, le dijo a Canal 13 San Juan.

Médicos y enfermeros se prendieron al abrazo por las dos vidas organizado en el Marcial Quiroga. Todos se expresaron en la misma sintonía y en el medio de la manifestación pacífica con pañuelos celestes dejaron sus chaquetas en las rejas del nosocomio. Garcés explicó que dejará su cargo porque bajo su administración no se consentirá esta práctica. Sus declaraciones arrancaron los aplausos de los militantes pro vida, entre los cuales también había mucha gente religiosa.

En el Marcial Quiroga organizaron un abrazo por las dos vidas.

En igual sintonía a lo ocurrido en el hospital público, el intendente de Rivadavia, Fabián Martín, convocó a un abrazo simbólico por las dos vidas en el Parque Municipal. La convocatoria la hizo a través de todos los medios de comunicación y se espera una amplia participación.





Comentarios