Un operativo realizado por la Policía Federal logró dar con el sanjuanino. Está preso. 


Un mega operativo en pleno centro sanjuanino armó la Agencia Regional Cuyo de la Policía Federal. Las tareas de investigación de los uniformados terminaron con el secuestro de 165 cajas de anabólicos. Los medicamentos los comercializaba Eduardo Gari en el garaje de su casa. El hombre cayó preso. Se calcula que entre el dinero y los anabólicos secuestrados, el hallazgo llega a los $5 millones de pesos. 

El local de venta clandestina funcionaba en pleno centro.

El negocio de venta clandestina funcionaba en Entre Ríos y 25 de Mayo, Capital, en un coqueto chalet. Según informaron fuentes policiales a Tiempo de San Juan, desde hacía vario tiempo venían investigando a Gari luego de recibir una denuncia anónima. El sujeto no tenía antecedentes, era muy conocido en el ambiente del deporte, quienes eran sus principales clientes. 

El operativo lo montó la Policía Federal.

Gari no tenía los permisos aduaneros para comercializar estas mercancías extranjeras. Los pagos eran de contado o en su defecto, se recibían tarjetas de crédito a través de Mercado Pago y hasta ofrecía sus productos en la popular página de compra venta Mercado Libre. En el momento del secuestro, la Policía le encontró $75.000 en efectivo. “Tampoco tenía los permisos aduaneros para su importación, por lo que entraron al país de forma ilegal”, agregó un uniformado durante el secuestro. 

Desde el Juzgado Federal informaron que Gari será juzgado como narcotraficante. Fuentes apuntaron que se trataría de una transgresión a la Ley de Estupefacientes, utilizada en su gran mayoría para apresar a sujetos dedicados a la comercialización de drogas. Es la primera vez que en San Juan cae con tantos productos un vendedor de anabólicos y de sustancias prohibidas. 





Comentarios