Cuando un menor cae por cometer un delito, en vez de quedar alojado en una comisaría, irá a un centro especial con gabinetes interdisciplinarios que aborden cada caso. 


Los menores que sean capturados por delinquir ya no quedarán alojados en una comisaría sino que serán derivados a un Centro Especial para Menores. Este es uno de los anuncios que realizó el gobernador Sergio Uñac en la apertura de sesiones de la Cámara de Diputados. Con este centro lo que busca es cambiar la forma en la que son abordados los casos de menores en conflicto con la ley. 

Actualmente en San Juan cada vez que cae un menor por cometer un delito, queda demorado un par de horas en una seccional y luego es liberado. La idea con el centro es que el abordaje de cada caso sea integral y para lograrlo habrá varios gabinetes interdisciplinarios con profesionales formados para atender distintas problemáticas. 

El ministro de Gobierno, Emilio Baistrocchi, le dijo a Tiempo de San Juan: “Venimos trabajando con varias áreas para un centro de admisión y derivación para trasladar al menor a un lugar donde la policía cumpla solamente una tarea de seguridad externa, y adentro hay un gabinete que elabore un informe físico y social del menor para enviarlo al juez, y que decida si se lo pone a disposición de los padres o a un instituto”. 

En este centro, que funcionará en Capital, los menores permanecerán entre 12 y 18 horas. Un juez de menores será quien tenga la última palabra para cada caso. 




Comentarios