En diciembre generalmente arrancan las colonias organizadas por el Ministerio de Desarrollo Humano en todo el territorio provincial.Requieren de una gran organización, que incluye engranajes aceitados con todos los intendentes y a su vez, con los clubes y profesores que van a servir de sede y contención de los chicos que asisten. Pero este año las autoridades de la cartera ven muy lejana la posibilidad de que se hagan las colonias. El estatus sanitario no permite ni que se abran los clubes, menos va a ser posible habilitar las colonias en donde asistieron durante la última temporada de verano más de 19.000 chicos.

"Son situaciones complejas que van a depender de lo epidemiológico. Alternativas hay muchas, pero dependen de la situación epidemiológica del momento, al día de hoy no se pueden realizar las colonias de verano", explicó en la radio Estación Claridad el viceministro de Desarollo Humano, Lucio González.

Este verano concurrieron 19.000 niños a las colonias estatales.

Todos los años las colonias arrancan a fines de diciembre o principios de enero. El funcionario dice que es muy difícil coordinar el trabajo entre los clubes, los municipios y el Ministerio. A cada club suelen ir entre 700 y 1.000 niños, a quienes además de entretener con todo tipo de actividades, alimentan con almuerzos preparados por personal especializado. Con tan poco tiempo hasta enero, ven complicado desde el Gobierno armar la logística que implica poner en funcionamiento las colonias.

Este verano las colonias se realizaron en 90 clubes de toda la provincia. Las prácticas del día a día incluían fútbol, tenis de mesa, handball, softball, básquetbol, natación, golf, rugby, juegos didácticos, hockey, actividades plásticas y danzas típicas argentinas. A las colonias para niños se les sumaron las destinadas a los adultos mayores. Además de ser un espacio de contención, las colonias dan trabajo a más de 1.000 sanjuaninos, entre los cuales se encuentran gran cantidad de profesores de educación física.