En San Juan, una mujer que era juzgada confesó en plena audiencia que sufre de adicción a las drogas y el acohol.


Este martes se conoció la sentencia para una mujer que estaba acusada de haber golpeado con un ventilador de pie a su ex pareja y de haberlo amenazado de muerte. “Te voy a matar hijo de pu”, le habría dicho la chica a su ex luego de agredirlo físicamente. Ahora la Justicia decidió absolverla pero, en medio del juicio, le quitaron a su hijo de 6 años porque ella reconoció tener una grave adicción a las drogas y el acohol. El episodio ocurrió en San Juan hace 11 días y tuvo su resolución ayer. 

Según publicó Diario de Cuyo, fue el juez de Flagrancia, Carlos Lima, quien decidió absolver a Y.T.M, de 25 años, y cuya identidad se preserva para proteger al menor. La mujer, seguirá libre pero le impusieron una serie de medidas entre ellas, la tenencia del hijo de 6 años quedará a cargo del padre. Los abogados Horacio Merino y Omar Quiroga, representantes de la joven, se mostraron conformes con el fallo ya que habían pedido que la mujer fuera considerada inimputable por su problema con las drogas. El violento episodio por el que había quedado detenida ocurrió el sábado 25 de enero, a las 9.30 de la mañana.

Según explicó la víctima, ex pareja de la mujer, la discusión comenzó porque él accedió a cuidar al hijo que ambos tienen y le pidió a Y.T.M que regresara a las 5 de la mañana así él se podía ir a trabajar. La mujer no llegó a tiempo para quedarse con el niño y su ex no llegó a horario a su puesto de trabajo. En medio de esa discusión, Y.T.M le tiró a su ex con un ventilador de pie y cosas de la heladera. Cuando la Policía llegó al domicilio encontraron a la joven encerrada en la habitación, amenazando quitarse la vida con un cable. 

El juez Lima entendió que no había elementos para condenarla, a pesar del pedido del fiscal Roberto Mallea, que quería una sentencia de 2 años de prisión en suspenso por el delito de lesiones y amenazas agravadas por el vínculo. Con la condena, Y.T.M deberá tratar obligatoriamente sus problemas de adicciones “para que luego pueda revincularse de manera saludable con su hijo”, decretó el magistrado. El padre quedará al cuidado del menor y ella tendrá un régimen de contacto. 




Comentarios