Ocurrió en San Juan por una pelea entre bandas. El sujeto herido se salvó porque la bala le rozó la cabeza.


El robo de una gorra y un celular desató una feroz pelea entre dos bandas rivales, en San Juan. El violento episodio ocurrió en Chimbas, al norte de la provincia, en la Villa San Patricio, informó Diario de Cuyo. Uno de los involucrados en la pelea, se salvó de milagro porque le dispararon en la cabeza pero fallaron y la bala sólo lo rozó.

El herido se llama Diego Armando Leiva, tiene 37 años y, según la Policía, es conocido en el ambiente delictivo por varios antecedentes. El disparo iba dirigido a su cabeza pero, milagrosamente, sólo lo rozó en el costado y terminó con una herida leve. De todas formas fue trasladado al Hospital Guillermo Rawson, de la Capital sanjuanina, donde lo asistieron. 

El tiroteo fue sobre las 21 del domingo pero la disputa había comenzado tres horas antes, en el barrio Los Tamarindos, también en Chimbas. En ese lugar se robaron una gorra y un celular y, según los investigadores, fue el grupo de Leiva quien se hizo con esas pertenencias. El sujeto a quien le habían robado quiso vengarse y fue con los suyos a buscar a Leiva a la Villa San Patricio, donde comenzó la balacera- 

Desde un auto en movimiento le dispararon a Leiva y sus amigos, que estaban tomando en la vereda. Los policías están seguros de que los atacantes son quienes, horas antes, habían sufrido el robo de la gorra y el celular. “Fueron por venganza“, aseguraron al medio local, fuentes policiales. Milagrosamente, la bala sólo rozó la parte izquierda de la cabeza de Leiva que ya está curado y en su casa. 

Los pesquisas de la Seccional 26ta investigan el episodio y ya tendrían identificado al autor del disparo, conocido como “El Muerto” que, al igual que Leiva, tiene un frondoso prontuario.




Comentarios