Pasó en San Juan. El acusado tiene 58 años y admitió ser el autor de los graves hechos durante un juicio abreviado.


Un carpintero sanjuanino fue condenado a 10 años de prisión por los aberrantes abusos contra una hija y tres nietas de su pareja cuando eran niñas. El sujeto (no se publica su identidad para preservar a las menores) tiene 58 años y reconoció haber sido responsable de los delitos que se le imputan. La sentencia se llevó a cabo en un juicio abreviado en los Tribunales de San Juan.

El juez Eugenio Barbera, de la Sala III de la Cámara Penal, fue quien confirmó la condena de diez años de cárcel para el sujeto. El magistrado aceptó la pena que el acusado aceptó recibir, tras un acuerdo con el fiscal Daniel Galvani. Sin embargo hubo una modificación en la causa ya que entendió que los hechos cometidos contra las víctimas “configuraban abusos sexuales que significaron un grave ultraje, pero no la corrupción sexual de las cuatro víctimas”.

El caso salió a la luz en septiembre de 2018, cuando la madre y abuela de las niñas denunció a su entonces pareja en el Centro ANIVI. Tres de las pequeñas confesaron que habían sido manoseadas por el carpintero. Esto ocurría con frecuencia, desde que tenían 6 o 7 años, cada vez que estaban solas. La cuarta víctima también señaló haber sido manoseada entre los 9 y 12 años.

La situación procesal del carpintero se complicó aún más cuando los psicólogos, mediante varias entrevistas, señalaron que el relato de las jóvenes era verosímil. El imputado no se defendió ni se refirió a los abusos. Según Diario de Cuyo es por eso que, a través de su abogado Leonardo Villalba, decidió pactar un juicio abreviado a cambio de una rebaja de pena.




Comentarios