Se trata de la joven sanjuanina que cayó de su moto tras descompensarse. Su familia pide dadores de sangre.


El estado de salud de Belén Molina, una cadete de la Policía de San Juan, continúa siendo grave. La joven está internada desde el viernes pasado en Terapia Intensiva del Hospital Guillermo Rawson. Hasta allí la trasladaron después de caer accidentalmente de su moto Motomel 110cc y estrellarse contra un árbol a metros del Predio Costanera, que se encuentra en la localidad de Chimbas y donde todos los años realizan la Fiesta Nacional del Sol.

A cuatro días del siniestro, familiares solicitaron dadores de sangre y cadenas de oración pidiendo por la pronta recuperación de la joven. “Se necesitan donantes de sangre A+ o A-; O+ u O-. Los donantes podrán presentarse en el Iphem, ubicado en calle Rivadavia entre Rawson y Güemes”, escribió Miguel, novio de la joven.

El mensaje que difundió la familia a través de whatsapp.

Belén se accidentó el jueves pasado, cerca de las 6 de la mañana, cuando se dirigía en su moto a la Escuela de Policía. Según la investigación la joven se descompensó cerca del predio y cayó al costado de la ruta. Como consecuencia se fracturó el húmero del brazo izquierdo y sufrió traumatismo encéfalo craneano grave y politraumatismos. El mismo día, en la tarde, los médicos le amputaron unos de sus brazos.

Sabemos que le tuvieron que cortar un miembro superior y que tiene fractura de cráneo. Está muy delicada. Estamos rezando por ella”, explicó la semana pasada Carlos García, el comisario que está a cargo de la carrera que estudia Belén, quien además confirmó que no detectaron que haya intervenido un segundo vehículo en el accidente.




Comentarios