Pasó en San Juan. La mujer, quien se hizo pasar por una clienta, se llevó unas 50 piezas de oro.


La Policía de San Juan busca con intensidad a una mujer mayor a 50 años que este jueves al mediodía ingresó a una conocida joyería céntrica y robó más de 500 mil pesos en joyas. Según la propietaria del lugar, la presunta ladrona se hizo pasar por una clienta y en un descuido se robó un paño con 50 alhajas de oro (pulseras, dijes, esclavas y anillos de oro). Las cámaras de seguridad captaron a la sospechosa cuando ingresaba y salía, a toda prisa, del comercio.

El increíble robo ocurrió en el local 32 de la Galería Estornell, ubicada en pleno corazón de la Capital de San Juan. De acuerdo a la publicación de Tiempo de San Juan, la mujer entró a la joyería diciendo que necesitaba comprar una cadena de oro y unos dijes, supuestamente para regalar a una amiga que cumplía 45 años. “Le dije que el oro estaba muy caro, que me una cadena nada más cuesta más de 25.000 pesos. Y me respondió que no había problemas, que habían juntado más de 28.000 pesos entre las amigas”, contó Carla, propietaria de “Alhajitas”.

Pero cuando pidió ver unos aritos para un bebé, después de elegir dos piezas de oro, sucedió lo impensado. Carla se dirigió a otra vitrina para sacar algunos aritos y en ese instante, sin que se diera cuenta, la desconocida se guardó en su cartera uno de los paños que contenía las alhajas. Recién cuando la mujer se retiró del local, con la excusa de que iba a buscar plata al banco, la dueña del local notó el faltante de las joyas.

No vi nada. En un momento la mujer me dice: después vuelvo por los aritos. Me voy al banco a buscar la plata así compro la cadena y los dijes. Es más, me dejó 1.000 pesos de seña y salió apura”, dijo la comerciante.

Ahora la Policía busca a la mujer por cielo y por tierra. El video de las cámaras de seguridad de la galería es la prueba que aportó la propietaria de la joyería, quien agregó que la ladrona tenía tonada porteña.



Comentarios