Se trata de una docente por la que un sacerdote, en plena misa, anunció que dejaba los hábitos.


María Fernanda Ramos es la mujer que enamoró a Nelson Cuello, cura sanjuanino de la Parroquia Nuestra Señora del Rosario y San Agustín. Se trata de la directora de un establecimiento educativo por la que el sacerdote, el domingo pasado, anunció ante sus fieles que dejaba los hábitos por amor. La mujer rompió el silencio con Diario de Cuyo y expresó “no dañé a nadie”.

Fernanda es directora de una escuela de educación especial en Santa Lucía. Además la mujer con la que relacionan a un párroco de la misma localidad. Después de que trascendiera la noticia, con repercusión local y nacional, la docente habló brevemente sobre el tema y no desmintió la versión acerca de su vínculo con el ahora ex sacerdote.

Estoy muy feliz y muy agradecida del apoyo de la gente y el respeto de la Iglesia”. Respeto a mis hijas y a la escuela de Educación Especial que conduzco“, señaló.

Nelson Cuello.

Hasta el año pasado la mujer cumplía funciones en una escuela de Valle Fértil, donde se presume conoció a Cuello. Profesional y coqueta, esa es la imagen que dejó de su paso por aquella localidad. “Las mujeres siempre nos fijamos como lucen las otras mujeres y ella siempre estaba radiante“, apuntó una periodista vallista.

La relación entre Ramos y el sacerdote salió a la luz cuando el Arzobispado informó que el eclesiástico iba a dejar su sacerdocio por “motivos personales”. Sin embargo, la verdad se conoció por boca del propio protagonista cuando, en plena misa, contó que estaba enamorado de una mujer que asistía a la iglesia. Si bien la noticia fue una sorpresa, casi todos los presentes agradecieron o felicitaron que Cuello diera un paso al costado “antes de llevar una doble vida”.




Comentarios