Lo contó un nene de 7 años en una escuela de San Juan. La policía detuvo a su madre.


Para “reprenderlo” porque se llevó un celular y dinero (20 pesos) de su hermano mayor, una mamá sanjuanina quemó las manos de un pequeño de 7 años con el fuego de la hornalla de la cocina. El menor llegó con las heridas en su mano a un establecimiento educativo y contó lo ocurrido a una docente. La Policía detuvo a su madre.

El episodio de violencia familiar sucedió en el departamento Caucete, provincia de San Juan. Según publicó Diario Huarpe, el hecho salió a la luz el lunes pasado cuando la maestra descubrió serias quemaduras en las manos de un alumno, quien llevaba once días sin asistir a clases. Inmediatamente la profesional le preguntó qué le había pasado y el nene reconoció que su mamá lo había quemado.

La docente hizo la denuncia correspondiente y al día siguiente la Policía de Caucete detuvo a la madre del chico. Ahora el menor deberá contar lo ocurrido ante una autoridad de la Justicia para que la investigación avance. Según el diario local, la situación de la mujer se complicó en las últimas horas porque el médico legista constató las lesiones.

Por ahora el niño está al resguardo de una tía, indicaron fuentes policiales. Mientras que la detenida está alojada en los calabozos de la Comisaría 9na, hasta que llegue la planilla prontuarial, por disposición del titular del Quinto Juzgado Correccional.




Comentarios