Se trata del homicida Juan Carlos Bates, que llevaba 30 años en el Penal de Chimbas, siendo el preso más antiguo.


Este viernes falleció Juan Carlos Bates, un preso que había ganado cierta fama por ser el hombre que más años llevaba detenido en la provincia de San Juan. Según publicó Diario de Cuyo, Bates acostumbraba a tragar objetos metálicos como clavos, alambres y hasta una cuchara. De hecho fue esta práctica lo que lo terminó matando, este viernes, tras pasar un mes internado, con custodia policial, en el Hospital Guillermo Rawson, de la Capital sanjuanina.

Bates era el preso más antiguo de San Juan y llevaba 30 años tras las rejas en el Servicio Penitenciario Provincial, condenado por dos homicidios brutales. Uno de ellos fue en el año 1991 y fue condenado pero recibió los beneficios de las salidas transitorias, aunque no supo aprovecharlos. El otro crimen de Bates fue en el año 2010 cuando mató a Fernando Martínez (60), a quien asaltó con su primo y otro cómplice en Pocito, una localidad al Sur de San Juan. Bates atacó a Martínez, cuando éste intentaba tener relaciones sexuales con una menor, en un auto. Ahí, el homicida, junto a su primo Antonio Gregorio Peña, le sacó las tripas a su víctima con un cuchillo, con el que le propinó 16 puñaladas y luego le robó.

Además de los dos homicidios que le valieron la prisión perpetua,  tenía otros delitos menores que lo convirtieron en el interno con más años encerrado de la provincia. Bates estuvo un mes internado hasta que falleció pero no era la primera vez que pasaba por el nosocomio ya que tenía la extraña práctica de comer objetos metálicos, informaron desde la cárcel sanjuanina.





Comentarios